Páginas vistas en total

Mi lista de blogs

DORIS GIBSON PARRA Y FRANCISCO IGARTUA ROVIRA

DORIS GIBSON PARRA Y FRANCISCO IGARTUA ROVIRA
FRANCISCO IGARTUA CON DORIS GIBSON, PIEZA CLAVE EN LA FUNDACION DE OIGA, EN 1950 CONFUNDARIAN CARETAS.

«También la providencia fue bondadosa conmigo, al haberme permitido -poniendo a parte estos años que acabo de relatar- escribir siempre en periódicos de mi propiedad, sin atadura alguna, tomando los riesgos y las decisiones dictadas por mi conciencia en el tono en que se me iba la pluma, no siempre dentro de la mesura que tanto gusta a la gente limeña. Fundé Caretas y Oiga, aunque ésta tuvo un primer nacimiento en noviembre de 1948, ocasión en la que también conté con la ayuda decisiva de Doris Gibson, mi socia, mi colaboradora, mi compañera, mi sostén en Caretas, que apareció el año 50. Pero éste es asunto que he tocado ampliamente en un ensayo sobre la prensa revisteril que publiqué años atrás y que, quién sabe, reaparezca en esta edición con algunas enmiendas y añadiduras». FRANCISCO IGARTUA - «ANDANZAS DE UN PERIODISTA MÁS DE 50 AÑOS DE LUCHA EN EL PERÚ - OIGA 9 DE NOVIEMBRE DE 1992»

Mi lista de blogs

«Cierra Oiga para no prostituir sus banderas, o sea sus ideales que fueron y son de los peruanos amantes de las libertades cívicas, de la democracia y de la tolerancia, aunque seamos intolerantes contra la corrupción, con el juego sucio de los gobernantes y de sus autoridades. El pecado de la revista, su pecado mayor, fue quien sabe ser intransigente con su verdad» FRANCISCO IGARTUA – «ADIÓS CON LA SATISFACCIÓN DE NO HABER CLAUDICADO», EDITORIAL «ADIÓS AMIGOS Y ENEMIGOS», OIGA 5 DE SEPTIEMBRE DE 1995

Mi lista de blogs

CENTRO VASCO PERU

CENTRO VASCO PERU
UNIVERSIDAD DEL PAÍS VASCO

CENTRO VASCO LIMA

CENTRO VASCO LIMA
UNIVERSIDAD DEL PAÍS VASCO

«Siendo la paz el más difícil y, a la vez, el supremo anhelo de los pueblos, las delegaciones presentes en este Segundo Congreso de las Colectividades Vascas, con la serena perspectiva que da la distancia, respaldan a la sociedad vasca, al Gobierno de Euskadi y a las demás instituciones vascas en su empeño por llevar adelante el proceso de paz ya iniciado y en el que todos estamos comprometidos.» FRANCISCO IGARTUA - TEXTO SOMETIDO A LA APROBACION DE LA ASAMBLEA Y QUE FUE APROBADO POR UNANIMIDAD - VITORIA-GASTEIZ, 27 DE OCTUBRE DE 1999.

«Muchos más ejemplos del particularismo vasco, de la identidad euskaldun, se pueden extraer de la lectura de estos ajados documentos americanos, pero el espacio, tirano del periodismo, me obliga a concluir y lo hago con un reclamo cara al futuro. Identidad significa afirmación de lo propio y no agresión a la otredad, afirmación actualizada-repito actualizada- de tradiciones que enriquecen la salud de los pueblos y naciones y las pluralidades del ser humano. No se hace patria odiando a los otros, cerrándonos, sino integrando al sentir, a la vivencia de la comunidad euskaldun, la pluralidad del ser vasco. Por ejemplo, asumiendo como propio -porque lo es- el pensamiento de las grandes personalidades vascas, incluido el de los que han sido reacios al Bizcaitarrismo como es el caso de Unamuno, Baroja, Maeztu, figuras universales y profundamente vascas, tanto que don Miguel se preciaba de serlo afirmando «y yo lo soy puro, por los dieciséis costados». Lo decía con el mismo espíritu con el que los vascos en 1612, comenzaban a reunirse en Euskaletxeak aquí en América» - FRANCISCO IGARTUA - AMERICA Y LAS EUSKALETXEAK - EUSKONEWS & MEDIA 72.ZBK 24-31 DE MARZO 2000

Mi lista de blogs

miércoles, 29 de agosto de 2012

COFRADIA DE NUESTRA SEÑORA DE ARANZAZU DE LIMA 1612-2012

LA TERCERA EDICION IMPRESA | MARTES 28 DE AGOSTO DE 2012

Biblioteca de la Iglesia de San Francisco reabrirá sus puertas en 2013

Usada por religiosos franciscanos hasta 1960, sus 17 mil libros datan de entre el siglo XVI y XIX.

por Lorena Leiva

Sus gruesas paredes de adobe están tapizadas de estanterías que contienen 17 mil ejemplares, algunos fabricados con papel de algodón hecho a mano y encuadernados con un método ya extinto. Los más antiguos datan del siglo XVI. Después de permanecer cerrada por más de 50 años, la Biblioteca Franciscana abrirá sus puertas en 2013.

El recinto se ubica detrás de la Iglesia de San Francisco, donde también se emplazaba el monasterio y una celda de castigo para los sacerdotes (ver infografía).

No sólo de oración y teología vivían los frailes. Entre las colecciones se encuentran libros de botánica, medicina, anatomía, derecho canónico, historia, filosofía y literatura.

En una primera etapa se clasificarán 12 mil valiosos textos. “La idea es que en esta misma fecha de 2013 podamos recibir a especialistas, estudiantes e investigadores que quieran conocer el patrimonio que guarda esta biblioteca”, explica la encargada del Área de Conservación y Restauración del Museo de Arte Colonial de San Francisco, Fanny Canessa.

Un recorrido por la antigua construcción resulta un verdadero viaje al pasado. Su infraestructura de habitaciones y pasillos estrechos se mantiene intacta.

El recinto está compuesto por cuatro salones de 24 metros cuadrados cada uno. Entre los libros expuestos destacan “joyas” encuadernadas en delgado y fino cuero de becerro y cordero.

“Son textos que responden a la primera etapa de la historia de la encuadernación, que tenían los hilos en el lomo, y un sistema constructivo que se modificó en el siglo XVIII”, agrega Canessa.

Tesoros franciscanos

La colección siempre estuvo cerrada al público general y sólo ahora los especialistas tendrán acceso a ella.

Hasta 1962, los frailes misioneros y evangelizadores se formaban dentro del mismo convento.

La biblioteca dejó de usarse tras el Concilio Vaticano II, en el que la Iglesia Católica promovió adaptar la disciplina eclesiástica a las necesidades y métodos de los nuevos tiempos.

Después de esa fecha, los religiosos comenzaron a estudiar en universidades. En ese momento, el recinto se cerró, cuenta el director del museo, Francisco García.

“Creemos que la biblioteca fue construida después de la iglesia, que terminó su proceso en 1618. Habría sido la biblioteca central del convento ubicado en este mismo lugar”, explica García.

Su importancia, según Canessa, reside en que es una colección que no ha sido investigada y explorada.

“Se sabe que aquí debe haber textos muy importantes para los investigadores en historia colonial, teología, literatura y filosofía”, señala.

En los volúmenes se han encontrado comentarios, correcciones, frases subrayadas y papeles como marcadores de páginas. “Creo que va a ser un trabajo casi arqueológico. Los libros en sí mismos son una huella de lo que pasó”, explica Canessa.

El costo del inventario de los libros es de $ 18 millones, cifra que la administración del museo espera financiar mediante la Ley de Donaciones Culturales.

La apertura del recinto será restringida en una primera etapa, para no alterar la conservación de los textos y las condiciones de humedad y temperatura que existen en el lugar.

La persistencia del adobe

La Iglesia de San Francisco es una de las construcciones más antiguas de Santiago y data de la época colonial. En 1541, Pedro de Valdivia mandó a erigir una ermita en el lugar y, en 1544, la Orden Franciscana solicitó la cesión del sitio, con el compromiso de la construcción de un templo.

Treinta años después se dio inicio a la edificación con mano de obra indígena, pero esta primera construcción de adobe fue destruida tras un temblor en 1583. Desde 1951 es Monumento Nacional.

sábado, 25 de agosto de 2012

COFRADIA DE NUESTRA SEÑORA DE ARANZAZU DE LIMA 1612-2012


INVITACION

La Provincia Franciscana de los XII Apóstoles, tiene el agrado de invitar a Usted y familia a celebrar unidos en la fe los 366 años de la entronización de Santa María de Aranzazu.

La milagrosa imagen de la Virgen de la manzana, como es conocida en el Templo de San Francisco de Jesús el Grande de Lima, fue entronizada en el año de 1646, y desde esta fecha no ha dejado de velar por el bienestar del pueblo limeño.

El Padre Provincial, Fr. Enrique Segovia Marín Ofm; El Padre Guardián del Convento de San Francisco, Fr. Emilio Carpio Ponce Ofm; y las Camareras del Altar de la Virgen, Hermanas Roxana Montiel de Sánchez y Mercedes Flores de Montiel agradecen a Ustedes su presencia que dará realce a estos actos litúrgicos.

Lima, Setiembre 2012.


TRIDUO Y FIESTA SOLEMNE A SANTA MARIA DE ARANZAZU

Jueves 6 de Setiembre

Hora: 7:00 pm Santo Rosario

Hora: 7:30 pm Celebración Eucarística

Viernes 7 de Setiembre

Hora: 7:00 pm Santo Rosario

Hora: 7:30 pm Celebración Eucarística

Sábado 8 de Setiembre

Natividad de la Virgen María

Hora: 7:00 pm Santo Rosario

Hora: 7:30 pm Celebración Eucarística

Domingo 9 de Setiembre

Misa de Fiesta

Hora: 7:00 pm Santo Rosario

Hora: 7:30 pm Celebración Eucarística

jueves, 23 de agosto de 2012

COFRADIA DE NUESTRA SEÑORA DE ARANZAZU DE LIMA 1612-2012

Euskonews

Kosmopolita

La virgen de la manzana

Carlos OLAZÁBAL CASTILLO

De acuerdo con las investigaciones de Francisco Igartua, las que fueron publicadas en el número 189 de Euskonews & Media, la Cofradía de la Virgen de Aránzazu en Lima fue fundada a inicios del siglo XVII, para que después de largos años de actividad, en 1865 se disuelva y sea absorbida por la Sociedad de Beneficencia Pública de Lima.

La sede de la cofradía y el lugar donde se veneraba la imagen de la Virgen de Aránzazu es la antigua iglesia del convento de San Francisco de Lima, ubicada en el centro histórico, a tres cuadras de la Plaza Mayor. Este convento y su iglesia son una muestra de la arquitectura barroca, son uno de los principales monumentos arquitectónicos de la ciudad y, durante el virreinato abarcó una enorme extensión de terreno, la cual fue recortada con el paso de los años, principalmente para la apertura de nuevas calles.

Es precisamente en esta iglesia que se sigue conservando la imagen de la Virgen de Aránzazu, hoy conocida como la Virgen de la Manzana o la Virgen española.

El pequeño resumen histórico contenido en dos páginas, que es entregado en la misa del día de fiesta y que lleva como título “Santa María de Aránzazu. La Virgen de la Manzana”, se indica que la Cofradía se fundó en el año 1612 “por nobles caballeros que pertenecían a las provincias vascongadas de Guipuscoa” y, de acuerdo a los registros de la iglesia, fue Juan de Urrutia, quien envió dinero a España para que hicieran una réplica de la Virgen.

La imagen llegó a Lima en 1646 y antes de pasar a la Iglesia de San Francisco, estuvo en la Catedral. El 18 de octubre de dicho año, fue trasladada en “triunfal procesión al Convento de San Francisco”, acompañada por una comitiva presidida por el Virrey, Marqués de Mancera, Pedro de Toledo y Leiva.

La imagen es de aproximadamente 1.50 cm de altura. La Virgen se encuentra de pie, con el brazo izquierdo sostiene al Niño Jesús y en la mano derecha tiene una manzana natural. Esta manzana es cambiada por los feligreses, quienes llevan otra para reemplazarla, ya que se considera que tiene poderes curativos y que sirve para unir a las familias.

Su altar se encuentra en uno de los lugares principales del templo. Está ubicado contiguo al altar mayor. En dicho altar, también se encuentran la Virgen de Guadalupe, San Martín de Porras, una pequeña imagen del Niño de Atocha, Santo Toribio de Mogrovejo y algunas reliquias de San Francisco Solano.

En la reja de madera que separa este altar del resto de la iglesia se encuentran varias placas de diversos materiales donde están escritas oraciones a los santos ahí venerados. En la placa referida a la Virgen de Aránzazu, se lee la historia de su aparición y dice que por sostener una manzana, “nos da a entender que María es la nueva Eva que muestra a su hijo la manzana de la unión, la manzana del amor”. Continúa con una oración y se indica que los días 9 de cada mes a las 7.30 de la noche se celebra una misa en su honor.

De acuerdo a la versión oral de algunos feligreses y a la reseña histórica anteriormente mencionada, la Virgen se encontraba en la parte superior del altar y a inicios del año 1995, se la puso en la parte inferior, sobre la mesa donde se celebraban las misas, para así realizar tareas de conservación de los retablos. El párroco narró la historia de la Virgen y a partir de ese momento los feligreses comenzaron con su devoción. Luego de un tiempo cuando se intentó restituirla a su ubicación, se sucedieron algunos inconvenientes que impidieron subirla a la hornacina donde se encontraba originalmente. Esto se tomó como un presagio y como “una clara indicación que (la Virgen) deseaba que la dejaran donde estaba”. Por lo tanto se le dejó en la parte inferior, en una zona más accesible a los fieles. En la hornacina donde originalmente se encontraba la Virgen, ahora podemos apreciar una bandera española.

Poco a poco la feligresía aumentó y se hicieron cargo de su cuidado como “Camareras”, las señoras Mercedes Flores de Montiel y Roxana Montiel Flores, devotas concurrentes a esta iglesia.

Iglesia de San Francisco.

Todos los días 9 de cada mes se realiza una misa en su honor a las 7.30 de la noche, a la que los devotos llevan manzanas para que sean bendecidas por el sacerdote oficiante. En esta ocasión se abre la puerta de la reja del altar y ahí se colocan cestas con las manzanas, las cuales son bendecidas al finalizar la misa y repartidas entre los devotos, quienes forman un par de filas con ese objeto. Además se les hace entrega de una estampa de la Virgen y un rosario. Antes de retirarse, el sacerdote reza la oración impresa en la parte posterior de la estampa que dice:

“Madre, eres luz, consuelo y guía

de quien con piedad te reza;

socorre con gran largueza

a nosotros Madre mía.

Quisiste, Virgen María

en un espino reinar

y a un pobre pastor

tus favores ofreciste.

Madre de pureza,

Aránzazu monte umbroso,

hornacina de mi amor,

pedestal que hizo el señor

a la que es amor hermoso,

te ofrezco con gran ternura

un saludos Madre mía”.

Las manzanas son llevadas a los hogares a fin de que sean repartidas entre los familiares con el fin de propiciar la unión familiar. En el caso de los enfermos deben ingerirla con fe y así se pueden curar de sus dolencias. De acuerdo al testimonio de una feligrés de aproximadamente 60 años, su hija se curó de la gastritis comiendo las manzanas bendecidas, sin embargo aún no se había podido curar de un prolapso.

La Misa de Fiesta

Todos los años, el 9 de setiembre se celebra su día central. Desde el día 6 se realiza un triduo, se reza el rosario y se saca a la Virgen bellamente vestida a una zona cercana al altar mayor, donde se le coloca sobre un anda. Las diversas actividades son organizadas por la Camarera con la colaboración de sus familiares y algunos devotos. Hace unos años pudo contratar una banda de músicos con la que se hizo una pequeña procesión por el atrio de la iglesia, lo cual no se pudo volver a repetir por la falta de medios económicos.

El día 9 por la mañana, se puede observar diversas actividades en el altar de la Virgen. En el presente año del 2007, se ingresaron 6 cajones conteniendo manzanas coloradas (manzanas “delicia”), así como flores y algunas velas. Todo esto, donaciones de los fieles.

La Camarera así como sus colaboradores se encargan de invitar para que “se les acompañe” en la misa de la noche.

A las 7 pm la iglesia se encuentra abarrotada de fieles, sin embargo no todos son devotos de la Virgen, hay muchos que van a la misa dominical. Algunos llevan hasta el altar bolsas conteniendo manzanas, que entregan a la hermana, quien les pregunta si son para compartir. Algunas personas responden afirmativamente, mientras que otras indican que son para ellas. Las bolsas contienen entre 4 y 10 manzanas.

A esta hora también, las manzanas han sido colocadas en bolsas blancas de plástico y en unas pequeñas cestas se ponen el sobre conteniendo la reseña histórica de la Virgen, una estampa con una oración al reverso y un llavero de acrílico con la imagen de la Virgen, todo lo cual es bendecido por un sacerdote antes de iniciar la misa.

Minutos antes de empezar la misa se reparte un cancionero titulado “Misa de Fiesta. Santa María de Aranzazu. 09 de Setiembre del 2007. Basílica de San Francisco de Jesús - Lima”. Contiene 12 canciones que comúnmente se entonan en las diversas misas de la parroquia.

En el momento de la comunión, un grupo de fieles, comienzan a repartir las manzanas por todo el templo así como también los sobres conteniendo la historia. Se aprecia que hay una gran demanda por las manzanas y todos quieren llevarse una de ellas.

Al finalizar la ceremonia, en el que se dan vivas a la Virgen, la camarera, lleva una torta de cumpleaños con su respectiva vela encendida al lugar donde está la imagen y el coro entona el Feliz Cumpleaños, luego de lo cual se sopla la vela.

A continuación un grupo de damas se acerca a la imagen y entona “Las mañanitas”, canción típica de los cumpleaños. Cabe mencionar que esta forma de celebrar a las vírgenes es común en los diversos templos de Lima.

Al finalizar, los feligreses se van retirando poco a poco y solo quedan los allegados a la Camarera, quienes proceden a trasladar a la imagen hasta su altar, donde se quedará hasta el siguiente año.

La actual devoción a la Virgen de Aránzazu, se manifiesta sin dar mucha importancia a su origen y se tangibiliza con el hecho de que los fieles pueden llevar a su hogar algo milagroso, como es la manzana. Muchos fieles entrevistados, señalaron que justamente iniciaron su devoción cuando vieron el reparto de las manzanas o cuando se enteraron de los poderes que pudiera tener esta fruta bendecida.

Si en su inicio la Cofradía, era una institución circunscrita solo por vascos, hoy se aprecia que los fieles de la Virgen de Aránzazu son pobladores limeños, quienes acuden a sus misas con la fe de obtener un milagro para sus males y aflicciones.

lunes, 6 de agosto de 2012

COFRADIA DE NUESTRA SEÑORA DE ARANZAZU DE LIMA 1612-2012


PRESENTACIÓN
HOY
LUNES 6 DE AGOSTO, 7 p.m.
Parroquia del Pilar, San Isidro
Av. Víctor Andrés Belaunde 190, 2º piso

Padre Antonio M. Artola, CP San Pablo de la Cruz, Maestro de la  muerte mística Pasionistas, Lima, 2012
El término final al que conduce esta Muerte Mística (MM) es la vida deífica perfecta,  equivale al nacimiento del alma en Dios, y de Dios en el alma. Por ello, para el Santo (Pablo de la Cruz), la MM tiene una dimensión negativa, y otra positiva. La negativa es la muerte a todo lo creado. Lo positivo es la unión pura con la divinidad en el morir de Cristo en su Pasión. Hay en esta doctrina puntos de vista de singular originalidad. Ante todo, merece subrayarse el hecho de haber aplicado a la vida mística la analogía del morir y del nacer sobrenatural que tiene lugar en el bautismo, según la enseñanza de san Pablo. En Rm 6, 3-10 la nueva vida del cristiano comienza con la reproducción del morir y resucitar de Cristo. En san Pablo de la Cruz, el acto místico es una realidad espiritual en la que intervienen un morir y un nacer místicos. Este acto se prolonga luego en un estado que sigue incluyendo inseparablemente los mismos elementos del comienzo, a saber: el morir y el nacer místicos. Desde esta concepción de la vida mística surge el ideal de una existencia concebida como una tensión continua hacia la reproducción de las disposiciones espirituales de Jesús en su muerte física. Para expresarlo adecuadamente utiliza la categoría mística de la agonía, que no es sino un vivir doloroso y divino en espera del morir definitivo -el somático- que prepara el triunfo con Cristo en la gloria. Por eso, la MM en esta vida, es siempre una muerte en agonía que solo será muerte perfecta en el morir físico que asemejará al alma a Cristo en su morir sobre la cruz.
Se presenta en Lima la primera edición peruana de esta obra del conocido teólogo pasionista, P. Artola.
Hace 25 años publicó La muerte mística según San Pablo de la Cruz texto crítico y  síntesis doctrinal Autores: Editores: Universidad de Deusto; Deustuko Unibertsitatea
Año de publicación: 1986 ISBN: 84-271-1456-7

SAN PABLO DE LA CRUZ
En 1694 nacía en Italia san Pablo de la Cruz, el fundador de los religiosos y religiosas pasionistas. Han pasado ya tres siglos y su figura no sólo no pierde actualidad, sino que se agiganta con el correr de los tiempos. También su mensaje. San Pablo de la Cruz estuvo totalmente consagrado a la pasión de Jesús. Cambió su apellido Danei por el de la Cruz y así, en vez de llamarse Pablo Francisco Danei, quiso llamarse Pablo de la Cruz. El hábito de la Congregación por él fundada sería negro para llevar luto perpetuo por la pasión y muerte de Jesús. Su escudo o distintivo sería un corazón coronado con una cruz, con los clavos y con esta inscripción: Pasión de Jesucristo. Su Congregación predicaría por todas partes este gran misterio de amor, pasión, y sería una escuela siempre abierta para enseñar a meditar la pasión. El mensaje de san Pablo de la Cruz sería: El mundo está así, tan mal, porque se olvida de los sufrimientos y muerte de Jesús; la pasión es el medio más eficaz para convertir a los pecadores y santificar a las almas; la pasión es la obra más grande y maravillosa del amor de Dios. Pablo de la Cruz vivió la noche de la pasión más larga que se recuerda en la vida de los santos, más de cincuenta años. Fue el papa Pablo VI el que dijo que su carisma en la Iglesia es ahora más actual incluso que en tiempos del mismo Pablo de la Cruz. Aunque no escribió ningún tratado sistemático de teología, san Pablo de la Cruz llegó a formar una escuela de espiritualidad llena de vitalidad y que ha llevado y está llevando a la santidad a numerosas almas, a muchas de las cuales la Iglesia ha elevado ya a los altares. Tal es la riqueza que hay en sus escritos, sobre todo en sus numerosísimas cartas, en el Diario Espiritual y en el pequeño tratado de la Muerte Mística, que ha merecido ser llamado "el místico más esclarecido de su siglo" (P. Viller, SJ.).
También eminentes teólogos actuales se han preocupado y escrito de él, Baste recordar a Hans Urs vonBalthasar y al cardenal Ratzinger en el campo católico y a Jürgen Moltmann en el protestante. San Pablo de la Cruz murió en Roma en 1775, después de una larga vida de apostolado, sobre todo en la predicación de misiones populares y ejercicios espirituales, y en la dirección de las almas. A su muerte dejó ya bien instituida en la Iglesia la Congregación Pasionista, de hombres y mujeres consagrados totalmente a vivir, a recordar y a mantener viva siempre en la Iglesia la memoria de la pasión y muerte del Señor.
Con motivo de diversas publicaciones el Cardenal ANGELO SODANO Secretario de Estado de la Santa Sede  escribió este bello texto sobre el fundador de los pasionistas:
De niño comencé yo a querer a san Pablo de la Cruz. En varias parroquias de mi tierra "astigiana", venían con frecuencia a predicar misiones populares los buenísimos Padres Pasionistas del convento de Molare, no lejos de Ovada, ciudad natal del santo. La figura de aquellos queridos religiosos está todavía grabada en mi memoria. Ellos hicieron que yo comenzara a querer al gran san Pablo de la Cruz, uno delos muchos santos que han enriquecido la iglesia italiana del s. XVIII. El momento histórico en que la Divina Providencia hizo surgir a nuestro santo creaba problemas nuevos incluso para la vida de la Iglesia. Sin embargo, a diferencia de otros, él optó por no limitarse a lamentar los males de su tiempo, sino poner manos a la obra con todas sus energías para remediarlos. Podemos ver cómo pasó a la acción. Los males son muchos. ) ¿Por dónde comenzar a remediarlos? Pablo de la Cruz no duda. Hay quecomenzar con una renovación de la vida de fe y de oración. Y esto para todos los cristianos, particularmente para los sacerdotes, religiosos y otros responsables de la vida de la Iglesia. Su entrega preferente al ministerio de las misiones populares y ejercicios espirituales al clero y a los monasterios, iniciada cuando era todavía seglar, se dirige ciertamente a este fin. Más todavía, su dedicación a la dirección espiritual de almas, llevada a cabo, entre otros modos, mediante decenas de miles de cartas con exquisita pedagogía espiritual, trata de ayudar a todas aquellas personas en las que descubre la llamada y los dones de Dios.Maestro de oración y promotor de escuelas de oración, no se limita a fomentar las prácticasdevocionales, muy difundidas en la Iglesia de su tiempo, sino que invita a la escucha atenta de la palabra de Dios y a la meditación de los misterios de la fe. Su programa era: "Enseñar al pueblo a orar". Esto erala base para la formación de una conciencia auténticamente cristiana y para el crecimiento de una práctica religiosa, que no fuera rutinaria y superficial. La importancia de la dimensión contemplativa en las Reglas de la Congregación Pasionista, la soledad en que quería que fuesen fundados los conventos, a los que llamaba por eso "retiros", evidencian su convicción respecto a la primacía de Dios y de la oración. La misma dinámica de la oración es la que le llevó a centrar su espiritualidad y apostolado en la persona de Jesús y en su pasión. La pasión de Jesús -y por tanto también la del discípulo- no es presentada por Pablo solamente como expiación, sino mucho más como manifestación del amor de Dios.