Páginas vistas en total

Mi lista de blogs

DORIS GIBSON PARRA Y FRANCISCO IGARTUA ROVIRA

DORIS GIBSON PARRA Y FRANCISCO IGARTUA ROVIRA
FRANCISCO IGARTUA CON DORIS GIBSON, PIEZA CLAVE EN LA FUNDACION DE OIGA, EN 1950 CONFUNDARIAN CARETAS.

«También la providencia fue bondadosa conmigo, al haberme permitido -poniendo a parte estos años que acabo de relatar- escribir siempre en periódicos de mi propiedad, sin atadura alguna, tomando los riesgos y las decisiones dictadas por mi conciencia en el tono en que se me iba la pluma, no siempre dentro de la mesura que tanto gusta a la gente limeña. Fundé Caretas y Oiga, aunque ésta tuvo un primer nacimiento en noviembre de 1948, ocasión en la que también conté con la ayuda decisiva de Doris Gibson, mi socia, mi colaboradora, mi compañera, mi sostén en Caretas, que apareció el año 50. Pero éste es asunto que he tocado ampliamente en un ensayo sobre la prensa revisteril que publiqué años atrás y que, quién sabe, reaparezca en esta edición con algunas enmiendas y añadiduras». FRANCISCO IGARTUA - «ANDANZAS DE UN PERIODISTA MÁS DE 50 AÑOS DE LUCHA EN EL PERÚ - OIGA 9 DE NOVIEMBRE DE 1992»

Mi lista de blogs

«Cierra Oiga para no prostituir sus banderas, o sea sus ideales que fueron y son de los peruanos amantes de las libertades cívicas, de la democracia y de la tolerancia, aunque seamos intolerantes contra la corrupción, con el juego sucio de los gobernantes y de sus autoridades. El pecado de la revista, su pecado mayor, fue quien sabe ser intransigente con su verdad» FRANCISCO IGARTUA – «ADIÓS CON LA SATISFACCIÓN DE NO HABER CLAUDICADO», EDITORIAL «ADIÓS AMIGOS Y ENEMIGOS», OIGA 5 DE SEPTIEMBRE DE 1995

Mi lista de blogs

CENTRO VASCO PERU

CENTRO VASCO PERU
UNIVERSIDAD DEL PAÍS VASCO

CENTRO VASCO LIMA

CENTRO VASCO LIMA
UNIVERSIDAD DEL PAÍS VASCO

«Siendo la paz el más difícil y, a la vez, el supremo anhelo de los pueblos, las delegaciones presentes en este Segundo Congreso de las Colectividades Vascas, con la serena perspectiva que da la distancia, respaldan a la sociedad vasca, al Gobierno de Euskadi y a las demás instituciones vascas en su empeño por llevar adelante el proceso de paz ya iniciado y en el que todos estamos comprometidos.» FRANCISCO IGARTUA - TEXTO SOMETIDO A LA APROBACION DE LA ASAMBLEA Y QUE FUE APROBADO POR UNANIMIDAD - VITORIA-GASTEIZ, 27 DE OCTUBRE DE 1999.

«Muchos más ejemplos del particularismo vasco, de la identidad euskaldun, se pueden extraer de la lectura de estos ajados documentos americanos, pero el espacio, tirano del periodismo, me obliga a concluir y lo hago con un reclamo cara al futuro. Identidad significa afirmación de lo propio y no agresión a la otredad, afirmación actualizada-repito actualizada- de tradiciones que enriquecen la salud de los pueblos y naciones y las pluralidades del ser humano. No se hace patria odiando a los otros, cerrándonos, sino integrando al sentir, a la vivencia de la comunidad euskaldun, la pluralidad del ser vasco. Por ejemplo, asumiendo como propio -porque lo es- el pensamiento de las grandes personalidades vascas, incluido el de los que han sido reacios al Bizcaitarrismo como es el caso de Unamuno, Baroja, Maeztu, figuras universales y profundamente vascas, tanto que don Miguel se preciaba de serlo afirmando «y yo lo soy puro, por los dieciséis costados». Lo decía con el mismo espíritu con el que los vascos en 1612, comenzaban a reunirse en Euskaletxeak aquí en América» - FRANCISCO IGARTUA - AMERICA Y LAS EUSKALETXEAK - EUSKONEWS & MEDIA 72.ZBK 24-31 DE MARZO 2000

Mi lista de blogs

jueves, 31 de diciembre de 2009

Cascabel - 23/11/1935


MI ASESINATO


Fue por teléfono y hablando que recibí la noticia de mi asesinato, horrible suceso que según mi comunicante, ocurrió en Chosica, en la mañana del lunes 18 de noviembre de 1935. El teléfono de mi casa y el de mi oficina sonaron ininterrumpidamente durante muchas horas. Las gentes querían saber algo acerca de mi cadáver. Se que algunos teléfonos policiales y ciertos teléfonos gubernativos también trabajaron bastante ese día. Dada la modestia de mi persona y el prosaísmo de nuestra edad, ya estoy en condiciones de no envidiar los funerales de Carlos V.


Creo, como enseña el viejo Homero, que la muerte nos viene de los dioses. Se que, cuando deba de llegarme, me llegara. Lo único que deseo es que no suceda por la vía infame de manos de defraudador o de bala de asesino. No temo ser asesinado, porque nada he hecho en mi vida que merezca el asesinato. Los hombres mueren como viven.


Nada autorizaba la noticia de mi asesinato. Yo no había tenido ningún disgusto personal ni había sido victima de ningún ataque frustrado. El rumor carecía de motivos razonables. Y, sin embargo, corrió por todo Lima. Esto revela que padecemos una grave alteración de la conciencia. Suponer que el resultado de un debate político, de una polémica periodística y de un litigio judicial deba ser, necesariamente, la muerte, por asesinato, de la parte que más violentas y dolorosas verdades formulo –en este caso, de la única parte que dijo verdades– es suponer que hemos vuelto a la caverna y que la tribuna, la prensa, y el juzgado carecen de importancia y de necesidad. Este grave mal es obra de los dieciséis meses y del Apra. El atentado contra Sánchez Cerro, en Miraflores, y el horrible suceso de San Lorenzo, son el principio de nuestro retroceso moral. No recordemos el resto. Trujillo, Cajamarca, la Plaza del Hipódromo, el cura masacrado en Huancavelica, el doble crimen de la Plaza San Martin. Pavoroso historial, tremendo drama. Actores y personajes, son, siempre, o apristas o sanchistas.


Por eso, nos hemos acostumbrado a que el asesinato sea el final obligado de toda la discrepancia. Esa es la obra de los Flores y de los Melgar, de los Diez Canseco y de los Steer. De tal modo resulta explicable que la gente considere poco menos que ineludible mi asesinato. Pero esto demuestra que estamos viviendo un momento de salvajismo y que es preciso que todos nos empeñemos en poner fuera del orden social no solo a los asesinos sino a los que creen que el asesinato es la ultima instancia. Yo también se que quieren asesinarme o, por lo menos, darme una paliza de proporciones tales que valga por una puñalada. Solo que, en el caso de la paliza, la puñalada seria a varios días vista. Se que quieren asesinarme. Y me cuido discretamente. No me cuido con temeroso exceso, porque se que la muerte proviene de los dioses y porque no me da la gana de tener miedo de que me asesinen ni los sicarios del sanchismo ni los búfalos del Apra.


F.M



Archivo Revista Oiga – Colección Cascabel

viernes, 25 de diciembre de 2009

Oiga


Un libro y los vascos - por F. Igartua – Oiga 10/04/1963 – Pág. 8

No se si al presentar “Fedra entre los vascos” haya pecado la editorial Losada en insistir en el tema vasco. No se si esta insistencia haya encubierto las cualidades literarias del libro de Cesar Miro. No se ni mi importa. Soy vasco como el Olavarria de la novela y no puedo negar que me han conmovido parecidamente las páginas de Miro y la campaña vasquita que rodeo la presentación del ágil, pulcro y agudo relato de las costumbres y temperamento de la raza euskara hecho por el Olavarria que se escondía en Cesar Miro en su recreación del mito de Fedra. Un libro escrito con amor al país vasco y al idioma castellano, de prosa fluida, alguna veces de filigrana aunque sin caer jamás en rebuscada, en el que la trama se desarrolla con el misterioso acento que reclama el mito eterno de la endemoniada Fedra y esa raza de fuertes marinos y silenciosos montañeses que desde tiempos perdidos en la historia tienen como hogar los verdes montes que nacen a la orilla del encrespado Cantábrico. Una novela de dulce homenaje a su cuna ancestral, hecha por un vasco americano. A la cuna primigenia de millones de millones de hombres dispersos por el mundo, hijos de esa raza reservada y buena, tenaz hasta la locura, y que en silencio se ha ido derramando por los cinco continentes. Raza recia, de escaso hablar, que vive dentro de su costra dura. La raza de Aitor en los tiempos míticos, de Ignacio de Loyola ayer y de Unamuno hoy. A ella le ha cantado Cesar Miro en su novela, una novela que ha hecho que rompa yo un poco esta mi costra dura de vasco.

F. Igartua
.


Primera edición

Fedra entre los vascos
César Miró
Editorial: Losada
Ilustrador: Dibujó la cubierta Baldessari
Año de Edición: 1962
Pais: Buenos Aires
Núm. de Páginas: 126

--------------------------------------------------------------------

CENTRO VASCO

El café vasco que la Editorial Lozada abrió y cerro el día de la presentación del libro de Cesar Miro, “Fedra entre los vascos”, sirvió, entre otras cosas, para que se reunieran en él un grupo de vascos residentes en Lima y decidieran organizar un Centro Vasco. Los hay en todas las capitales de América menos en Lima, se dijeron, y de inmediato comenzaron a hacer las listas. Veremos si se hace honor a la tenacidad vascuence.

martes, 1 de diciembre de 2009

FRANCISCO IGARTUA - EDITORIAL "LOS CUADERNOS DEL PAJARILLO VERDE" – Oiga 14/01/1994


FRANCISCO IGARTUA - EDITORIAL "LOS CUADERNOS DEL PAJARILLO VERDE" – Oiga 14/01/1994

CON la ley que cortó el juicio civil a los asesinos de La Cantuta y los trasladó a la justicia castrense -con el propósito de dejar libres a los autores intelectuales del crimen-, se ha puesto fin al precario orden legal que existía en el Perú. La cúpula militar ha notificado al país que es la Fuerza Armada la que manda, que los llamados poderes del Estado son simples ejecutores de sus órdenes. De esa ley en adelante, ya nada ni nadie estará tranquilo en el Perú. La seguridad jurídica ha muerto. Mañana es posible cualquier cosa. Por ejemplo, si los miembros del misterioso Consejo Estratégico del Estado -el verdadero poder en el Perú- decidieran que el servicio bancario nacional, a pesar de todos los privilegios que le han sido concedidos, no le es útil a sus planes económicos, les bastará ordenar a cualquiera de los agentes del SIN infiltrados en el CCD que presente un proyecto de ley trasladando ese servicio a la banca extranjera. No habrá norma constitucional ni consideración alguna que impida que ese proyecto se haga ley y se ejecute, sin dudas ni murmuraciones, y sin que se inquiete un solo ministro, como ha ocurrido con la Ley Cantuta. La digna actitud de Alfonso Bustamante -renunciando al premierato- ha quedado como solitaria excepción, en cuanto a los hombres que rodean a Fujimori, y también como demostración de que las reservas morales del Perú no se han agotado; queda como prueba de que mientras haya tradiciones familiares a seguir, mientras se mantenga activa la conciencia cívica y el sentido del deber ético, siempre habrá enmienda para los errores que se puedan haber cometido. Con caballeros como Bustamante, aunque se queden solos a la hora de la renuncia, el Perú no está perdido.

El arriba descrito es el orden que impera hoy en el Perú. Es el orden de la arbitrariedad militar, reemplazante del orden caprichoso y personal que nos impuso Alan García y que -mientras no tocó a los bancos- tantos aplausos cosechó entre los mismos que hoy festejan a Fujimori, desconociendo la verdadera estructura del poder real en el actual régimen, así como ayer no quisieron advertir el carácter díscolo del joven presidente.

¿Cuál es esa estructura?... Hace muchos meses OIGA publicó el contenido de unos cuadernos que un 'pajarillo verde' puso en mis manos. Y, como en muchas otras oportunidades -¿recuerdan las predicciones de 1985 sobre Alan García, publicadas en esta misma columna?- poco o ningún caso se hizo a las "exageraciones de la revista de los lunes". Como si la simple transcripción de un documento, comprobadamente de origen castrense, podía ser una exageración de propia cosecha. Pero ahora, después del desaguisado de la 'Ley Cantuta', esos cuadernos del 'pajarillo verde' comienzan a inquietar a muchos que hasta hace poco se sentían tranquilos, adormilados con la imagen del 'chino' que todo lo domina y todo lo controla a favor de los sagrados intereses privados.

En esos documentos del 'pajarillo verde' se relata paso a paso una conspiración militar que se inició mucho antes de octubre de 1989 -fecha de la entrega del programa elaborado por la logia de los conspiradores- y que luego ha ido variando, aunque no de orientación ni de lineamientos generales, hasta llegar a las declaraciones que, hace pocos días, un alto jefe militar en actividad confió a la agencia de noticias ANSA: "La Fuerza Armada no puede mantenerse al margen de los problemas nacionales -dice el alto mando citado por ANSA-, no se nos puede negar nuestro derecho, como pueblo uniformado, a luchar por el desarrollo nacional dentro de una estrategia integral que tiene un solo objetivo: el bienestar general de los ciudadanos ... Somos una fuerza pensante y comprometida con el desarrollo económico y social: Ahora hemos asumido el rol de coadyuvar el desarrollo nacional de una manera intensa y sostenida, basándonos en planes que son producto de muchos años de visualización y experiencia 'directa, así como de interpretación correcta -de los problemas que afronta el Perú y que siempre se han mantenido en los inventarios políticos electoreros, sin alcanzar soluciones concretas".

Ellos, los uniformados, los dueños de la verdad. La misma ceguera, el mismo error de siempre. El mismo lenguaje de la revolución militar del año 68 y de los cuadernos del 'pajarillo verde', con la única variante de que el 68 alzaba la bandera socialista y hoy alza la bandera liberal. Es siempre, en el meollo del tema, el Ejército que se siente predestinado a salvar al Perú. Es una historia incesante, continuada, con avances y repliegues, que en los cuadernos de 'pajarillo verde' describen la necesidad de dar un golpe militar contra el gobierno de Alan García, por considerar, con no poca razón, que el irresponsable y locuaz líder aprista nos llevaba al desastre nacional. Pero esos planes se detienen cuando las evaluaciones de Inteligencia aseguran que el vencedor de las elecciones próximas será Mario Vargas Llosa, en quien confían los militares como corrector del rumbo seguido por Alan García. Más, cuando el comando de la conspiración advierte que el triunfo corresponderá al desconocido Fujimori, con un programa apenas diseñado y sin orientación precisa, de nuevo se comienzan a barajar los 'escenarios' para el golpe. Sin embargo, pequeños tropiezos demoran el pronunciamiento y, de pronto los conspiradores se festejan por la demora. Consideran que el presidente electo. Alberto Fujimori, puede ser la cabeza del Movimiento. Rápidamente entran e acción los enlaces y Fujimori acepta cobijarse bajo el ala militar, que le impone como condición hacer un gobierno de "democracia dirigida con economía de mercado". Algo sorprendente e inusitado si se recuerdan las veleidades socialistas de la revolución militar del 68.

Esta es, en grandes trazos, la historia que relatan los cuadernos del 'pajarillo verde'. Y el plan de gobierno que en ellos se esboza es, hasta en detalles, el programa que se ha venido desarrollando -con variaciones impuestas por las circunstancias- durante el régimen que algunos llaman fujimorista. En él no hay mayores misterios ni secretos, sí la comprobación plena de que la imaginación y la originalidad de Fujimori no existen, son pura ilusión. En los cuadernos -en el verde para ser precisos- está planteado desde el desarme militar hasta la siembra de auquénidos por todo el Ande y desde la restricción a la gratuidad de la enseñanza hasta el arreglo de las fronteras norte y sur, abriéndonos a una alianza con Brasil, Bolivia y Paraguay. En la mira militar está un corredor del Pacífico al Atlántico. Planteamiento que podría ser muy grato a Japón y que, hace algunos años, los militares lo rechazaban airados, igual que la economía de mercado. ¡Cambios de los tiempos y de la moda!

Tampoco hay demasiado misterio en las recientes declaraciones del alto jefe militar a ANSA. El que "grandes unidades militares de las tres armas estén comprometidas en la ejecución de la guerra contra la pobreza" no hace otra cosa que comprobar que los militares ingresarán con todo a respaldar la reelección de Fujimori, su candidato. Y el que la guerra contra la pobreza sea una cruzada encomiable, en la que el país entero debe comprometer todas sus energías, no oculta el engaño que se está montando: hacer de ella el principal agente de propaganda para la reelección del mascarón de proa de la cúpula militar.

lunes, 30 de noviembre de 2009

FRANCISCO IGARTUA – EDITORIAL “DOS HECHOS QUE NOS ESTREMECEN DE ESPANTO” – Oiga 12/08/1993


FRANCISCO IGARTUA – EDITORIAL “Dos hechos que nos estremecen de espanto” – Oiga 12/08/1993

Dos suceso casi simultáneos, uno ya conocido por la opinión publica y el otro divulgado hoy en esta edición de OIGA, nos muestran el lado oscuro, el lado que se quiere mantener oculto, del régimen autoritario, con barniz democrático, que gobierna al país. Me refiero al descubrimiento de fosas clandestinas, con restos humanos calcinados, logrado por la revista SI, y a las revelaciones que, sobre la probable estructura real del actual régimen, puso en manos de OIGA un pajarito verde.

Esas tumbas de Cieneguilla, malolientes, escondidas a la vera de un camino de basura transitado por la miseria, pueda que no haya guardado los restos de los desaparecidos de La Cantuta, tal como lo creen muchos y lo propaga el rumor general. Pero allí si se escondieron huesos humanos calcinados y es posible que en esos muladares reposen otros muchos crímenes, de aquellos que seria demasiado difícil imputárselos al hampa y bastante improbable que sean obra de lo terroristas -los mas crueles genocidas de nuestra no tan amable historia patria-, por estar ubicada allí, muy cerca, una base militar de vigilancia. Esos huesos humanos calcinados, con un llavero de recuerdo entre ellos y el increíble desinterés de las autoridades gubernamentales por custodiar las tumbas, son testimonio de los tiempos que nos ha tocado vivir. Pueden ser cadáveres de senderistas quemados por sus propios compañeros para que nadie los pueda identificar, puede ser cierto el rumor de que serian restos de los desaparecidos de La Cantuta. O de otros desaparecidos, añado, pensando en los textos que hoy publica OIGA, preparados por un secreto "Equipo de Trabajo" y por el Servicio de Inteligencia, para un pronunciamiento militar que debió producirse en 1990, que se inicio el 28 de julio de ese año y se consolido con el golpe militar del 5 de abril de 1992.

Se trata de dos hechos secretos, secretísimos, y que, por lo tanto, no dejan huella evidente. No tienen firmas ni sellos. No hay declaratorias de defunción. Tampoco existen pruebas testimoniales comprobables. Hay, en un caso, el dato preciso, con mapa, de un anónimo elemento de Contrainteligencia o de la propia Inteligencia que ha querido liberar su conciencia o enredar los hechos. Pero los muertos están, son ciertos, son huellas de métodos que horrorizan, que hace se nos escarapele la piel y conducen al otro caso, a los documentos publicados hoy en esta revista, en el que las pruebas no están en firmas y sellos sino en la credibilidad, en la seriedad del pajarillo verde que deposito los textos en mis manos y en que esos textos casan, calzan, se machihembran a la perfección con los hechos públicos y semipúblicos que van ocurriendo al mismo tiempo de lo escrito. Cada comentario tiene su correspondiente comprobación en un suceso notorio. Bueno, no todos, como, por ejemplo, el juicio escrito sobre la necesidad de exterminar al "excedente poblacional nocivo, irrecuperable, como son los terroristas, vendedores de pasta básica, agitadores y demás traidores a la patria".

Se trata de documentos que revelan el carácter del régimen que preparaba, desde mediados de 1989, una logia militar con orden del Comando. Régimen que, a ultimo momento, fue negociado con el presidente electo, Alberto Fujimori, porque este venia a resultar el mas aparente cabecilla para la "Democracia Dirigida, civil-militar" diseñada en los círculos castrenses.

En los textos se hallan opiniones absolutamente ciertas sobre la realidad peruana -mas que certeras en el análisis de la responsabilidad de Alan García- y es imposible quitarles la razón a muchos de los argumentos allí expuestos sobre la difícil gobernabilidad del Perú y la necesidad de contar con metas estratégicas nacionales de largo plazo. Se puede decir que a su lectura brotan verdades de a puño, aunque la mayoría de estos puñetazos sean mas del agrado de la sensibilidad política de las llamadas derechas, que de otros sectores con mayores inquietudes sociales y populares. Hay, sin embargo, aspectos siniestros que a ningún demócrata, a ninguna persona con cierto refinamiento humano, pueda dejar de espantar. Se trata de un proyecto mesiánico, de orientación totalitaria, que nada tiene de democrático por mas titulo de "Democracia Dirigida" que se haya puesto.

En los lineamientos del plan, trazados en octubre de 1989, y en Anexos posteriores a esa fecha, están insertos los planeamientos que, como grandes novedades, viene, repitiendo Fujimori: Libre comercio, "reinsertación ", pena de muerte, pacificación, reforma educativa, acuerdo en las fronteras (entendiendo que "el aspecto territorial ha sido ya rebasado"), necesaria continuidad en el mando (reeleccion), etc. Pero hay puntualizaciones muy reveladoras del nefasto mesianismo que inspira al proyecto en general, hasta ahora mantenido en el mismo misterio, y que apenas se dejan entrever en algunas de las bruscas declaraciones de Fujimori; como cuando, por ejemplo, se ufana de tener el mejor Servicio de Inteligencia de América Latina. En los textos conspirativos se da, justamente, mayor importancia a lo que llaman "Sistema de Control, Seguridad y Propaganda" y que en esas mismas paginas se especifica que "si, definitivamente, el Sistema es el equivalente a una Gestapo". El carácter antidemocrático del proyecto aparece por todos lados. Desde la "relación" que se seguirá con la prensa ("El objetivo mínimo consiste en conseguir la autocensura, dejando entrever nuestra decisión de ir hasta las ultimas consecuencias"), hasta el modelo secreto del gobierno a montarse, muy explicativo de por que en el régimen fujimorista tiene tan poca importancia el Consejo de Ministros. En el esquema del proyecto esta explicado que la conducción de la política estratégica nacional a largo plazo corresponde a un "Consejo Estratégico de Estado" (CEE), "delegando el protagonismo, los aspectos diplomáticos y sociales y los problemas de corto plazo a los distintos encargados de los portafolios ministeriales". El CEE será un misterio y no tendrá por que asistir a los Consejos de Ministros, "quedando con las manos libres, fuera del ángulo visual del enemigo, para impulsar al país y hacer frente a las necesidades de la guerra". El servicio de cámaras ya instalado, en la época de Alan García, en la Sala del Consejo de Ministros, le servirá al CEE para seguir de cerca por video las sesiones que crea necesario supervisar. Y siguen las perlas. Todas con desagradables evocaciones de equívocos salvadores de sus patrias, de trágicos devaneos autoritarios. De desastres que tuvieron auroras deslumbrantes.

Esta funcionando el actual régimen bajo el esquema trazado en los documentos que hoy comienza a publicar OIGA?... Por desgracia hay demasiados indicios de que es así. ¡Pobre Perú! Vamos de mal para peor, porque nunca, por ciertos y grandes que sean los males que es necesario superar, han sido buenas las soluciones mesiánicas, totalitarias, autocráticas. Siempre, a la corta o a la larga, las lágrimas borraran los aciertos que pudiera haber tenido el despotismo.

PRIMICIA EXCEPCIONAL - HISTORIA DE UNA TRAICION - Oiga 12/07/1993


Historia de una traición - 12 de julio de 1993

PRIMICIA EXCEPCIONAL

HISTORIA
DE UNA
TRAICION

MUCHOS MISTERIOS
QUEDARAN
REVELADOS
AL CONOCERSE EL
PLAN MILITAR QUE SE
CONSOLIDO EL 5-IV-92


Para muchos fue una gran sorpresa la aparición de los carros armados en las calles de Lima el 5 de abril de 1992, mientras el presidente constitucional, Alberto Fujimori, anunciaba por televisión y radio la clausura del Parlamento y del Poder Judicial, el control de las comunicaciones y la prensa, etcétera. Solo unos pocos, entre ellos OIGA, venían observando que el régimen perseguía este desenlace desde tiempo atrás y en estas páginas hasta nos adelantamos a la noticia oficial del golpe militar. Sin embargo, nadie -fuera de los círculos castrenses- sospecho que el pronunciamiento militar del 5 de abril tenía un inicio muy lejano: octubre de 1989, cuando el señor Fujimori no había siquiera aparecido en el panorama político nacional. En esa lejana fecha, un "equipo de trabajo" cumpliendo el "misionamiento (sic) ordenado por el comando", culminaba su tarea con un documento que así explicaba los objetivos revolucionarios en la introducción.

------------------------------------------------------------------

EN OCTUBRE DE 1989 estaban en el alto mando militar los generales Alejandro Antunez de Mayolo y Jorge Zegarra. Nos ha sido imposible saber quien ordeno el plan.

“CUCHARITA” DIAZ contaba con la asesoría de Vladimiro Montesinos en el Servicio de Inteligencia Nacional. Serian los autores de las “Apreciaciones” del SIN.


------------------------------------------------------------------

Introducción

El presente Plan de Gobierno ha sido preparado por el equipo de trabajo dentro de una perspectiva de Estado Mayor, en el marco de un proyecto nacional necesario para llevar al país al siglo XXI con opción de alcanzar un nivel de país desarrollado.

En su elaboración a sido lamentable constatar el alto grado de desarticulación en el que se encuentra el país, a raíz de la experiencia aprosubersiva.

Ha resultado penoso reconocer y aceptar la gravedad de los males que nos aquejan, hubiéramos querido arribar a conclusiones diferentes sobre las soluciones a los problemas estratégicos del Estado, sin embargo, la evidencia es de tal magnitud que hace imposible soslayar la realidad.

El esfuerzo realizado ha estado ajeno a "ideologismos", hemos mantenido un espíritu pragmático al abordar los distintos temas tratados teniendo siempre presente solo los intereses de la patria.

El equipo de trabajo cumple con el misionamiento ordenado por el comando y agradece la confianza y asume la responsabilidad entregada.


Viva el Perú

Octubre 1989


------------------------------------------------------------------

Luego de esta breve introducción que no lleva firma alguna -tampoco la lleva el resto de la documentación- el equipo de trabajo hace un análisis objetivo de la realidad peruana, aunque falto de matices y, en partes, algo prejuiciado e inexacto, para terminar presentando el programa de gobierno que se le había encomendado bosquejar.

Junto a este documento ha llegado a nuestras manos las "apreciaciones" que el Servicio de Inteligencia va haciendo desde el 20 de febrero del 90 al 19 de junio de ese año, sobre las variaciones políticas que se van presentando y los cálculos realizados sobre la conveniencia o no de poner en marcha la captura del poder y la instalación del gobierno civil-militar diseñado por el equipo de trabajo, gobierno al que se comienza a llamar de Reconstrucción Nacional y que no oculta la orientación mesiánica y totalitaria de sus autores de la que Fujimori se ha hecho o, para mejor decir, lo han hecho abanderado.

En las "evaluaciones" al 13 de junio de 1990 se puntualiza: "El golpe electoral del 8 de abril de1990 ha quedado consolidado con los resultados del 10 de junio", "continua el proceso de descomposición del Fredemo"..."el liderazgo de las FFAA está definido".

Y en los "análisis" se señala: "El modelo de representación política vigente en el país se ha mostrado incapaz de proyectar al Perú"... "No existirá la posibilidad de acceder al periodo de atracción sostenida de capitales mientras el país no sea pacificado y se termine con la suerte de 'lotería política' que impide el planeamiento de largo plazo"... "No podemos esperar nada seguro de Cambio 90 y la patria no está para mas experimentos económicos"...

La desconfianza militar en el programa económico de Fujimori es total y una de las conclusiones del "escenario N° 3", después de apuntar que todo está "listo", es la siguiente: "Hoy podemos reorganizar bajo nuestras banderas a las fuerzas dispersas del Fredemo que son la mayoría cualitativa del país, mañana quien sabe"... "Si no tomamos una decisión rápida y preventiva, correremos el riesgo (de) que cuando tomemos el gobierno solo nos quedara pasar 'de los Reductos a Julcamarca' y jugarnos el destino en una tempestad".

Por último, el 19 de junio, en la Hoja de coordinación final, se fija que la fecha del día D (se supone la del golpe) será el 27 de julio de1990... Y, ¡Oh!, ¡sorpresa! En estas últimas páginas se añade bajo el subtitulo Secuencia del día D: "Negociación y acuerdo con Fujimori. Bases de negociación: concepto de Democracia dirigida y Economía de Mercado"... "De no arribarse a un acuerdo con Fujimori nos moveremos en el escenario N° 2". Y así se plantea el escenario N° 2: "Comunicado N° 2, Contenido: Haciendo conocer que el presidente electo no acepta la política de pacificación, moralización y solución a la crisis económica planteada por las FFAA y reconoce no estar preparado para la conducción del país... lo ha dejado y entregado a las FFAA la responsabilidad del Estado". El documento concluye con "Nota: todos estos eventos deben producirse entre el día D, hora H mas 24 horas".

Con estas rápidas citas es fácil entender como fue evolucionando el pronunciamiento militar hacia Fujimori y explica porque este dejo en la estacada, pronto y sin explicación alguna, a sus asesores económicos y se paso instantáneamente a la "Economía de Mercado". También aclara como pudo ser posible que Fujimori eliminara, sin correr sin ningún contratiempo, a los altos mandos de las FFAA el mismo día que asumió la presidencia, después de jurar, "ante Dios y estos Santos Evangelios", cumplir y hacer respetar la Constitución que acababa de comprometerse con el Ejercito a violar y destruir.

El golpe del 5 de abril de 1992 no fue, pues, una decisión desesperada de un presidente que se sentía impotente para gobernar, porque el Parlamento obstaculizaba sus planes y el Poder Judicial no le permitía moralizar. Los pretextos esgrimidos por Fujimori ese día eran falsos. Nunca antes un Parlamento había otorgado con más amplitud y facilidades poderes extraordinarios al ejecutivo, sobre todo en el terreno de la lucha antisubversiva, y hasta ahora Fujimori no ha detenido, no ha puesto entre rejas a un solo corrupto, ni a un solo narcotraficante, prueba de que el afán moralizador no fue ni es real. Ese día -5 de abril de 1992- se ejecuto el mismo plan de captura del poder diseñado por los militares en octubre de 1989: neutralización de AG y AM (Alan García y Agustín Mantilla), toma del Congreso, control de la prensa, etc. Los objetivos de entonces son los que ahora se están cumpliendo: Democracia dirigida, o sea autocracia, para que sea posible -según los golpistas- la economía de mercado al estilo de Chile. Como siempre falta de imaginación y proclividad al calco y al calco más cercano a la vista, sin perspectiva y sin análisis de la diversidad de realidades. En todo el 'estudio' no hay dos líneas dedicadas a 'apreciar' el ejemplo colombiano, más exitoso que el chileno en el terreno económico y sin quebrantamientos del orden democrático. Si se dedican muchos párrafos a Taiwán y a los otros tigres asiáticos. Ejemplos todos de países con gobiernos autocráticos y, quien sabe, muy ajenos a la realidad peruana.

------------------------------------------------------------------

Un pajarillo verde
Pero constatados los hechos que explican las razones de fondo del golpe del 5 de abril y comprobados los lazos de complicidad entre el Ejército y Fujimori en la violación constitucional que mancho indeleblemente al régimen, pasemos a la descripción de los documentos que obran en nuestro poder gracias al obsequio que nos trajo un pajarito verde de alta graduación. Son pruebas de que era cierto lo que alguna vez, en una recepción diplomática, le confió a nuestro director un alto mando militar: "Hemos corregido los errores de Velasco. Tenías razón, eso del socialismo fue un disparate. Pero, ahora si el movimiento tendrá éxito. No se podía desconocer la importancia de la iniciativa privada. Será, eso sí, un proceso largo".

La intención golpista del programa de gobierno, elaborado por el equipo de trabajo y presentado en octubre de 1989, queda estampada en negro sobre blanco en el cuadernillo que va elaborando el Servicio de inteligencia Nacional a partir del 20 de febrero de 1990. El punto primero en el índice de 'Apreciación de inteligencia' lleva el título de 'Misión' y la misión es: "Evaluar los escenarios nacionales próximo-futuros para escoger el más adecuado y derrocar al gobierno civil, disolver los poderes Ejecutivo y Legislativo para que la Fuerza Armada institucionalmente asuma la conducción del Estado, con el fin de revertir la actual situación político-social-económica, cuyo deterioro amenaza destruir el sistema y las instituciones tutelares de la República".

En esa época gobernaba Alan García y el Servicio de Inteligencia estaba bajo las órdenes del general Edwin (Cucharita) Díaz, quien tenía de asesor al doctor Vladimiro Montesinos, capitán retirado del Ejército. Este asesoramiento no era muy visible, pero si decisivo.

Alan García, el desastroso presidente que las mayorías nacionales eligieron, ilusionadas por su juventud y empuje -a la corta el empuje solo fue verbal-, dormía tranquilo en Palacio, confiado en 'Cucharita' Díaz y en el comandante general del Ejercito, su amigo Artemio Palomino. Al parecer García nunca sospecho de su jefe de Inteligencia y, tampoco, ni se entero quien era el consejero del SIN. Tampoco advirtió que el jefe del Estado Mayor, general Alejandro Antúnez de Mayolo, y el general Jorge Zegarra -comandante general de 1990- tenían posición muy diferente a la de Artemio Palomino y a la corte militar de Alan García.

PRIMICIA EXCEPCIONAL - HISTORIA DE UNA TRAICION - Oiga 12/07/1993 - pags. 21

PRIMICIA EXCEPCIONAL - HISTORIA DE UNA TRAICION - Oiga 12/07/1993 - pags. 22

PRIMICIA EXCEPCIONAL - HISTORIA DE UNA TRAICION - Oiga 12/07/1993 - pags. 23

PRIMICIA EXCEPCIONAL - HISTORIA DE UNA TRAICION - Oiga 12/07/1993 - pags. 24

PRIMICIA EXCEPCIONAL - HISTORIA DE UNA TRAICION - Oiga 12/07/1993 - pags. 25

PRIMICIA EXCEPCIONAL - HISTORIA DE UNA TRAICION - Oiga 12/07/1993 - pags.26

PRIMICIA EXCEPCIONAL - HISTORIA DE UNA TRAICION - Oiga 12/07/1993 - pags.27

PRIMICIA EXCEPCIONAL - HISTORIA DE UNA TRAICION - Oiga 12/07/1993 - pags.28

PRIMICIA EXCEPCIONAL - HISTORIA DE UNA TRAICION - Oiga 12/07/1993 - pags. 29

PRIMICIA EXCEPCIONAL - HISTORIA DE UNA TRAICION - Oiga 12/07/1993 - pags. 30

PRIMICIA EXCEPCIONAL - HISTORIA DE UNA TRAICION - Oiga 12/07/1993 - pags. 31

PRIMICIA EXCEPCIONAL - HISTORIA DE UNA TRAICION - Oiga 12/07/1993 - pags. 32

PRIMICIA EXCEPCIONAL - HISTORIA DE UNA TRAICION - Oiga 12/07/1993 - pags. 33

PRIMICIA EXCEPCIONAL - HISTORIA DE UNA TRAICION - Oiga 12/07/1993 - pags. 34

PRIMICIA EXCEPCIONAL - HISTORIA DE UNA TRAICION - Oiga 12/07/1993 - pags. 35

lunes, 9 de noviembre de 2009

EUSKADI MUNDUAN ERAIKITZEN - CONGRESO MUNDIAL DE COLECTIVIDADES VASCAS 1999

Euskadi munduan eraikitzen
Congreso Mundial de Colectividades Vascas 1999

SUMARIO

EUSKADI MUNDUAN ERAIKITZEN - CONSTRUYENDO EUSKADI EN EL MUNDO




DECLARACION PRELIMINAR


------------------------------------------------------------------

DECLARACION PRELIMINAR

------------------------------------------------------------------



------------------------------------------------------------------

«Siendo la paz el más difícil y, a la vez, el supremo anhelo de los pueblos, las delegaciones presentes en este Segundo Congreso de las Colectividades Vascas, con la serena perspectiva que da la distancia, respaldan a la sociedad vasca, al Gobierno de Euskadi y a las demás instituciones vascas en su empeño por llevar adelante el proceso de paz ya iniciado y en el que todos estamos comprometidos.»*

------------------------------------------------------------------





------------------------------------------------------------------

* Texto sometido a la aprobación de la Asamblea por el Sr. D. Francisco Igartua y la delegación peruana, y que fue aprobado por unanimidad.


PROGRAMA DEL CONGRESO MUNDIAL DE COLECTIVIDADES VASCAS 1999 - pags. 1

PROGRAMA DEL CONGRESO MUNDIAL DE COLECTIVIDADES VASCAS 1999 - pags. 2

PROGRAMA DEL CONGRESO MUNDIAL DE COLECTIVIDADES VASCAS 1999 - pags. 3

PROGRAMA DEL CONGRESO MUNDIAL DE COLECTIVIDADES VASCAS 1999 - pags. 4

sábado, 31 de octubre de 2009

Oiga 8/11/1974 (1)

Oiga 8/11/1974 (2)

Oiga 8/11/1974 (3)

Oiga 8/11/1974 (4)

Oiga 8/11/1974 (5)

Oiga 8/11/1974 (6)

miércoles, 28 de octubre de 2009

El Comercio - 14/11/1974 - Pág. 5 Local

TEXTO DE LA CONFERENCIA DE PRENSA
DEL PRESIDENTE VELASCO

Lima, Nov. 13 (SEPREP).- El Presidente de la Republica, General de División Juan Velasco Alvarado, sostuvo ayer al medio día una conferencia de prensa de dos horas y treinta minutos de duración, durante la cual los periodistas dialogaron con él sobre todos aquellos asuntos y problemas de interés nacional e internacional. La entrevista colectiva tuvo lugar después de la presentación de las cartas credenciales de los nuevos Embajadores de Guatemala y El Salvador.

El siguiente es el dialogo entre el Jefe de la Revolución y los representantes de los medios informativos:


EL CASO EPSA

P.- Señor Presidente, desde la ultima conferencia de prensa los periodistas no hemos tenido la oportunidad de conversar con Ud. sobre tantos asuntos que están en el debate público. Uno de esos asuntos es el caso EPSA y permítame formularle la siguiente pregunta: ¿Cuál es su opinión sobre este tema?.

R.- Bien. El caso EPSA lo conocí fuera de Palacio. Me entere de algunas irregularidades, pero no aquí, como dije, sino en la calle. En la primera sesión del Consejo de Ministros intervine para el esclarecimiento e inmediatamente se formo una comisión, que es la que esta actuando para investigar y reorganizar la empresa. En ese proceso estamos. Ya veremos pronto los resultados.
P.- Señor Presidente, soy el padre Bolo de la revista "Gente". Ud., acaba de informarnos de cómo se entero de las anormalidades de EPSA. Yo quisiera preguntarle ¿si no le parece censurable que los señores Ministros no le informaran a Ud. de un problema tan candente?

R.- Es por eso que llame la atención en el Consejo de Ministros. No tengo porque ocultarlo.

P.- ¿Cree Ud. señor Presidente que no deben ser proporcionados a la publicidad los nombres de los inculpados?

R.- En principio, hay que cuidar el honor de las personas. No porque alguien sea llamado a declarar eso significa que tenga culpabilidad. Para ello esta el Poder Judicial. Cuando vengan los esclarecimientos, cuando se establezca la responsabilidad que a cada quien compete y cuando se demuestre que alguien ha cometido delito, entonces no solo la sanción moral, sino el castigo efectivo, tendrán que ser aplicados con máximo rigor. No queremos herir a inocentes, ni manchar la dignidad de las personas. Pienso que debemos todos tener cuidado y ser responsables, si es que somos humanistas. Y creo que se esta actuando bien al no lanzar nombres a la publicidad. Pero, cuando quede demostrada la culpabilidad, el pueblo conocerá todos los detalles.

P.- En medios oficiales ha trascendido, señor Presidente, que Ud. ha trasmitido al Juez que se encarga del caso EPSA que aplique un castigo moralizador "caiga quien caiga" y que, en ese sentido el Poder Judicial tiene el pleno respaldo del Gobierno Revolucionario para trabajar con independencia. ¿Podría Ud. confirmar esta versión?

R.- Eso fue así. En efecto, yo no conozco al Juez Carnero Checa. Se que ha sido representante al Congreso por un partido, concretamente el Apra. Pero si conozco a sus hermanos, conocí a su señora madre, son de mi tierra, Piura, y es una familia muy honorable y correcta. Imagino las presiones que debe tener el Juez. Para apoyarlo, para respaldarlo en su función independiente, yo envié a un General del Ejercito con el encargo de decirle que iniciara su trabajo con autoridad e independencia y que supiera que el Gobierno Revolucionario no estaba dispuesto a proteger ni a encubrir a nadie. Esa es nuestra decisión. Caiga quien caiga, el peso de la ley debe ser inflexible con los delincuentes.

LA RENUNCIA DEL GENERAL BARANDIARAN

P.- Señor Presidente, algunos medios de información extranjera han relacionado el caso EPSA con la renuncia del General Barandiaran al cargo de Ministro de Comercio. ¿Qué puede decir Ud. al respecto?.

R.- El General Barandiaran presento su renuncia por otros motivos, no precisamente por el caso EPSA. Eso no quiere decir, como se ha publicado erróneamente, que el Ministerio de Comercio no tuviera en sus manos, en su sector, a EPSA. Si, tuvo a EPSA, si no me equivoco a partir del 1º de abril hasta el 17 de Julio. Recuerdo que el 1º de Abril el Ministerio de Comercio asumió la compra y venta de varios productos alimenticios. Y recuerdo también que el 17º de Julio en una sesión del Consejo, EPSA pasó otra vez nuevamente a manos del sector de Agricultura a raíz de que faltaron algunos de esos artículos en el suministro normal de subsistencias. Cuando pregunte de quien era la responsabilidad de la escases y se examino el problema, el Consejo de Ministros tomo la decisión que Agricultura siguiera manejando la comercialización. De esta manera habría un responsable. Ahora, volviendo al General Barandiaran, su renuncia fue por otras razones internas. Pero yo estoy seguro y daría mi cabeza de que ha sido pulcro y limpio en su actuación. Es un hombre de profunda honestidad.

P.- Como se compadece, señor Presidente, el hecho que se haya tardado tanto en descubrir esas irregularidades si se supone que cada empresa publica, como cada empresa privada, deben presentar un balance anual y están sometidos a la acción fiscalizadora del Sistema Nacional de Control, es decir a la Contraloría de la Republica.

R.- En general, todas las empresas que reciben un capital del Estado y empresas son muchas, pues la Revolución las ha creado para impulsar el desarrollo, deben presentar anualmente una vez terminado el balance, el monto de sus utilidades y sus planes de reinversión para que el Gabinete apruebe la distribución de utilidades. En esos balances es difícil detectar irregularidades. Ahora bien, la Contraloría esta encargada de esa función. Supongo yo que en esta tarea de fiscalizar el manejo correcto del dinero del Estado, la Contraloría tropieza con falta de personal, etc., para realizar todas las auditorias que se requiera, de modo que, poco a poco debemos avanzar. Bien, el documento anual que envían al Consejo de Ministros solo precisa las utilidades. Estoy personalmente detrás de un sistema que me parece más justo: establecer un porcentaje de utilidades que pase definitivamente al Fisco pero dejar a cada empresa el 50% como ejemplo. Por el momento lo estamos estudiando y ya veremos.

P.- Otra pregunta sobre el mismo tema, señor Presidente, ¿usted no cree que los responsables de esta defraudación deben tener alguna relación con los que están metidos en casos de contrabando y que existe un cordón umbilical con la CIA?

R.- Es probable que los funcionarios de EPSA, comprometidos en la defraudación estén comprometidos en el contrabando. Es posible, repito, porque se de guías de remisión expedidas en Lima para mercaderías que han cruzado la frontera. Todo es materia de investigación. Ahora, en cuanto a la CIA, puede estar en todas partes, como el "niño Dios" con perdón del padre Bolo y quiero hacer un recuerdo. A comienzo de la Revolución, nosotros llamamos al Embajador norteamericano y le dimos plazo para retirar a tres personas del servicio diplomático que tenían actividades relacionadas con la CIA. Una fue el señor Siracusa, que después se fue a Bolivia, antes de que cayera el General Torres y el otro fue el señor Ortiz, que no se donde se fue. Pero el hecho es que salieron del Perú comprometidos en un trabajo ajeno a sus labores diplomáticas. Nosotros, pues, con esta experiencia tenemos los ojos bien abiertos y nadie nos va a sorprender.
.
UNA PREGUNTA AL MINISTRO DE ECONOMIA

P.- Señor Presidente con su permiso quisiera hacerle una pregunta al General Vargas Gavilano, Ministro de Economía. Es esta: ¿por qué los organismos de contribuciones no han podido detectar una irregularidad tan grande como la de EPSA.

R.- (El Ministro de Economía y Finanzas Amílcar Vargas Gavilano). Los informes contables de los estados financieros de las empresas públicas son remitidos a las diferentes entidades que establece la ley, como son la Dirección de Contabilidad Pública y la Dirección General de Contribuciones. La Contraloría General, por su parte, recibe estos mismos informes. En un balance se puede descubrir defectos de confección. Nunca se puede descubrir si ha habido o no robo, si ha habido o no malversación. Eso solamente se descubre con una auditoria en el terreno mismo, con todos los elementos necesarios. Y esa auditoria es hecha por la Contraloría General de la Republica, que interviene cuando hay sospechas de algo raro.

EL CONTRATO DEL OLEODUCTO

P.- Hoy día aparece en los diarios, señor Presidente, unas declaraciones del señor Belaunde acerca del contrato de financiamiento del oleoducto petrolero. El Colegio de Abogados de Lima, por su parte, también formula reparos y otras revistas y publicaciones hacen lo mismo. Queremos escuchar algo de Ud. al respecto, señor Presidente.

R.- Usted sabe que hemos encontrado petróleo en la selva peruana. Pero si ese petróleo no lo transportamos a la costa, de nada sirve al país. Cuando el petróleo llegue, el desarrollo económico del Perú será más acelerado, y la Revolución podrá avanzar más porque tendrá mayores recursos. La contrarrevolución, la antipatria, sabe esto y actúa para impedir a todo trance el éxito de la Revolución, el éxito del país. Trata de poner obstáculos, de cuestionar todo, de hallar deficiencias y hasta se permite de acusarnos de entregar la soberanía nacional. Vean quienes nos imputan esta culpa. Son todos los Ulloa, toda esa gentuza que ayer regalaron el país a manos llenas y que hoy se quiere vestirse con una túnica nacionalista. Hace seis años viene pronosticando la debacle económica, pronosticando devaluaciones y ruinas. Y nuestra economía sigue firme. Y el sol peruano sigue siendo el sol peruano y no ha sido devaluado. Quisieran el caos económico, para así retomar el control del poder. Y porque quieren el caos ponen piedras en el camino, tratan de impedir que utilicemos el petróleo, que nosotros encontramos, en beneficio del desarrollo y progreso de las mayorías. Saben, y en ello no se equivocan, que el día que tengamos petróleo en la costa la Revolución tendrá recursos y el Perú despegara de tal manera que la Revolución será victoriosa en todos los campos. Como para traer petróleo, para construir el oleoducto hemos firmado un contrato de financiación, se rasgan las vestiduras y proclaman una supuesta violación de la soberanía nacional, para no decir lo que realmente desean: que no venga el petróleo. Hemos obtenido créditos en muy buenas condiciones, conforme consta en los contratos y lo sostiene el Comunicado publicado hoy en todos los diarios. Pero la contrarrevolución se une desesperadamente para atacar. ¿Y quienes nos atacan? Un Señor que esta en Estados Unidos, cuyo nombre no quiero repetir, aunque el se parece a Cordero y Velarde. Hay otros más. Quienes originan la batalla son cuatro señores del Colegio de Abogados, que por propia iniciativa, sin acuerdo del Colegio, emiten un documento arguyendo que el contrato de financiación del oleoducto no tiene valor y que estamos entregando la soberanía del país.

Estos cuatro mosqueteros de la antipatria son personajes curiosos. Uno es cuñado de De la Jara y Ureta, otro fue defensor de la IPC, entre otros intereses extranjeros, el tercero, abogado de "El Comercio" y que tiene estudio con un conocido contrarrevolucionario, Baella Tuesta, que espero no este en esta sala.

Nosotros que no ocultamos la verdad, por lo que publicamos los contratos, que si cometemos errores los corregimos, nos hemos reunido con abogados, que sienten la Revolución y con su informe hemos publicado el Comunicado que ustedes conocen, donde se demuestran las falsedades de estos cuatro mosqueteros recogidas por el dirigente de un partido que las hace de suyas.

Un ultimo punto que deseo reiterar. Si fuera cierto que el Gobierno Revolucionario ha cometido un error, no tendríamos dificultad en repararlo. Lo habríamos reconocido y enmendado.

Que no es un error, lo comprueban algunos hechos. Durante el gobierno de un jurisconsulto, el Dr. José Luis Bustamante y Rivero, tan apegado a la Constitución, se firmo un Convenio para emitir bonos, autorizado por la Ley Nº 10832 y aprobado por Resolución Suprema del 24 de junio de 1947, en cuyo articulo 9º el Perú se sometía a la legislación Federal de los Estados Unidos y a la de cualquiera de los Estados de la Unión. Durante el Gobierno de ese señor que ha enviado un cable, se firmaron dos contratos similares. Uno celebrado mediante Decreto Supremo Nº 302-H-64, del 31 de diciembre de 1964, en cuya clausula se establece:

"El presente contrato y todos los derechos y obligaciones que de el se deriven para las partes contratantes estarán sujetas al Derecho Alemán. El lugar de cumplimiento será Frankfurt-Main. En casos de duda el texto alemán será decisivo para la interpretación del contrato".

Si mal no recuerdo, ese fue el contrato suscrito para la obra de Tinajones, de manera pues que antes se hizo lo mismo, porque en casos de financiamiento quienes prestan el dinero así lo exigen, lo que es lógico y constituye norma internacional. Pero es importante que se vea que quienes nos acusan de una falta, han hecho lo mismo, lo cual quiere decir que saben que no hay falta. Lo que existe es deseo de torpedear y obstaculizar al Perú y a su Revolución. No ignoran que en 1976, tendremos la cosecha económica, la cosecha de una gran riqueza. Y están asustados.

LA REUNION DE LA OEA

P.- Señor Presidente, ¿Qué podría decirnos de la reunión de la OEA?

R.- Creo que ha sido una lastima lo sucedido en Quito, porque pensábamos que en esta cita de Cancilleres iba a terminar un oscuro cerco alrededor de Cuba. Pero de otro lado pienso que los países que han votado en forma positiva, en actitud soberana, están libres para reiniciar sus relaciones con Cuba. Nosotros tenemos nuestra política soberana y la mantendremos.

P.- Que comentario podría Ud. hacer de la no asistencia del Secretario Kissinger a la reunión de Quito.

R.- El señor Kissinger se disculpo de no asistir. Pero hay en el fondo una actitud que demuestra que Estados Unidos no le da importancia a los problemas latinoamericanos. Su delegación a la Conferencia de Cancilleres ha tenido una posición neutra. Se ha abstenido. Ni con unos ni con otros. Un país grande, un país fuerte, con opinión propia, se abstiene. Carece de punto de vista y adopta una posición intermedia, la más peligrosa.

EL ALZA DE LA LECHE

P.- Señor Presidente cambiando bruscamente de tema. Acaba de subir el precio de la leche. Me pregunto ¿Por qué el Estado no la comercializa directamente?.

R.- Porque el Estado no puede hacerse cargo de todos los problemas. Hay actividades que deben permanecer en manos de la iniciativa privada, de lo contrario nos convertiremos en un país estatista, que ya tiene otro nombre y la Revolución Peruana no busca ese camino.

EL PUEBLO DE SHAN-GRI-LA

P.- Señor Presidente, parece haber una coordinación de ataques en los que juega como pieza clave una publicación ultraderechista que esta apareciendo en Lima, el semanario "Opinión Libre". ¿Qué piensa Ud. de este nido de oposición?

R.- En este momento existe plena libertad de prensa, aunque se esfuercen muchos en demostrar lo contrario. Dos revistas nos atacan duro. Y un periódico que acaba de salir se pliega a la misma causa. Sus periodistas hablan sobre asuntos ya pasados, ya caducos, a esa revista se ha referido Zimermann y con verdad. Para mi ese periódico vive en otra época. No se si Uds. Recuerdan una película sobre un pueblo del Tíbet. Se llama Shan-Gri-La. Es un pueblo de gente muy vieja que parecía joven. Hablan de cosas viejas que ya pasaron a la historia. Se niegan a reconocer la realidad. Parecen haber salido de Shan-Gri-La.

OIGA Y LA ECONOMIA PERUANA
.
P.- Aprovechando la presencia del Ministro de Economía, quisiera hacer una pregunta relacionada con las observaciones hechas por la revista "Oiga" que pregunta ¿por qué se esta ocultando la crisis?

R.- Pero viejo, hasta ese extremo llega la libertad de prensa. Hablan de crisis. ¿De que crisis? Se permiten acusar al gobierno de mentirosos. El Gobierno dice que la economía es sana, que esta a buen recaudo. Y algunos replican alegando que hay crisis. ¿Quiere decir entonces que somos mentirosos? Esto obliga al Ministro de Economía a tomar una actitud más enérgica (…)

P.- ¿Y cual será esa actitud del Ministerio?

R.- Va a aclarar unos puntos y enjuiciar a la revista, para que pruebe que mentimos al hablar de la salud económica.

DIALOGO CON LA SUTEP

P.- Señor Presidente, ¿Por qué se ha interrumpido el dialogo con el SUTEP?

R.- Nosotros decidimos conversar con los dirigentes del SUTEP para buscar soluciones al problema magisterial. Pero el Gobierno Revolucionario no puede aceptar insolencias ni mucho menos prepotencias. Uno de los dirigentes, recuerdo, me señalo, amenazándome con el dedo y tuve que darle una reprimenda. Lo siento por algunos dirigentes que parecían sensatos, pero no hay mas dialogo con actitudes semejantes.

DENUNCIAS DE PRESIONES

P.- Señor Presidente, algunos sectores han denunciado que agentes de Gobierno presionan para que no se de avisaje a determinadas revistas. ¿Qué nos puede decir de ese particular?

R.- Ya se ha contestado a esa pregunta. Se levantan rumores. El Gobierno no podría emplear muchos métodos.

CAMBIOS MINISTERIALES

P.- Señor Presidente, podría decirnos que cambios se harán al comienzo del próximo año?

R.- Los que ya conocen. El General Francisco Morales Bermúdez vendrá como Primer Ministros. Y saldrán del Gabinete los que pasan a retiro, es decir los Generales Salas Orosco y Carpio Becerra.

FRENTE CIVIL

P.- Hay un líder aprista, señor Presidente, que ha hecho un planteamiento, para la formación de un frente civil. ¿Cuál es su opinión?

R.- ¿Frente Civil? No es nada nuevo. De eso se habla hace mucho tiempo. Me temo que van a tener que esperar varios periodos más. A mi me puede pasar algo, nadie esta libre, pero vendrán otros a proseguir la revolución. Aquí no va a ocurrir que la Fuerza Armada abandone el liderazgo y deje el poder antes de asegurar todas y cada una de las conquistas populares de la Revolución y transfiera el poder al pueblo, no a sus intermediarios de toda la vida. Pero que recuerden que esta Revolución es del Pueblo y de la Fuerza Armada.

Si nos descuidamos inmediatamente surge la contrarrevolución, apenas uno pestañea.

ENCUENTRO LATINOAMERICANO DE PERIODISTAS.

P.- Señor Presidente, aunque ha pasado algún tiempo desde Caracas, quisiera preguntarle que piensa del éxito obtenido por los periodistas peruanos en el I Encuentro Latinoamericano.

R.- Ojala esa reunión se repita todos los años porque son los verdaderos hombres que hacen el periodismo y defienden lo que es noble y hermoso en esa profesión, no como los mercachifles, como los dueños de los fierros que imprimen, que solo creen en su libertad y explotan a los periodistas.

LA UNIDAD DE LOS PERIODISTAS

P.- Señor Presidente, ¿no seria posible que los periodistas tengan también un diario como los otros sectores sociales?

R.- Si se llega a la unidad de los periodistas, a la verdadera unión, que esta por buen camino, esta y muchas otras ideas podrán prosperar. Pero es indispensable la unidad.

LA ACCION CONTRARREVOLUCIONARIA

P.- Señor Presidente acabo de retornar de un viaje al extranjero y veo como se desfigura nuestra imagen en el exterior, donde se llega a decir que el Perú, esta ocupado por fuerzas soviéticas. ¿Qué se podría hacer para combatir esta campaña.

R.- La campaña la conocemos. La ejecutan apátridas y algunos que todavía se llaman peruanos. Allí esta la mano de Ravines. Por otro lado, se juntan como en Caracas, aprovechando la reunión de la SIP, Villanueva, Ulloa, Delgado Parker, para coordinar la acción contrarrevolucionaria con sus filiales de Lima y otros elementos, "Caretas", "Oiga", el periódico Shan-Gri-La y casi digo otros periódicos insospechables cuyos nombres todavía no quiero mencionar. Lo que esta ocurriendo es increíble. Hasta ahora no lo puedo imaginar. Pudiera ser que "Oiga" esta ayudando a la Revolución a su manera, pudiera ser que sus caratulas y artículos escandalosos fueran para probar al mundo que en el Perú hay completa libertad de prensa. Me resisto a creer que quien nos trataba tan bien al comienzo haya cambiado tan diametralmente, aunque en una anterior oportunidad hablamos en este despacho de los Revolucionarios con mayúscula y los Revolucionarios con minúscula. Esta acción esta coordinada y no seria raro que organismos de espionaje extranjeros aceiten la maquinaria contrarrevolucionaria.

COORDINACION DE MOVIMIENTOS Y CAMPAÑAS

P.- Señor Presidente, estoy de acuerdo con ese análisis. Evidentemente existe una coordinación muy estrecha. Los periodistas comprometidos en la Revolución estamos observando atónitos que los periodistas encargados de liquidar la Revolución cuentan con el apoyo de un sector de la prensa diaria. Le menciono el caso concreto de Alfonso Baella que todos nosotros sabemos que tiene apoyo ¿Y de quien?.

R.- Algo de eso quise decir, no tan claro como Ud. lo ha dicho. Hay gente que esta siendo engañada, que esta abriendo el camino para que esta gente se infiltre. Nosotros conocemos estos movimientos. No es solo el señor que Ud. ha citado. Hay muchos infiltrados con ayuda.

P.- Ante estas evidencias señor Presidente, ¿El Gobierno Revolucionario tomara alguna medida?.

R.- Nos vamos a ver obligados a actuar contra los infiltrados y contra aquellos que faciliten la infiltración.

LEY DEL INQUILINATO

P.- ¿Qué nos puede decir señor Presidente sobre la Ley del Inquinato?

R.- Va saliendo como queríamos. Pronto estaremos en condiciones de añadirla a los logros de la Revolución.

FIDEL CASTRO

P.- Señor Presidente, ¿piensa Ud. invitar a Fidel Castro a visitar el Perú?

R.- Yo lo invitaría hoy mismo. Tengo respeto por Fidel. Es un Revolucionario que nos ha abierto los brazos y la amistad. Nosotros correspondemos a ese mismo sentimiento. Nuestra Revolución es respetada en Cuba. Del mismo modo, nosotros respetamos la Revolución cubana. Ambas son diferentes. Ambas tienen ideologías diferentes. Nosotros no hacemos una Revolución a la cuba, sino a la peruana, con nuestros ingredientes. Ya vendrá el momento en que Fidel nos visite.

LA IRRIGACION DE OLMOS

P.- Señor Presidente, soy un periodista holandés, y quisiera preguntarle si cree que 150 técnicos rusos en Olmos es una cantidad razonable de especialistas para la irrigación.

R.- A lo mejor Ud. tiene sus fuentes de información y esa parece ser muy concreta. ¿Quién se lo ha dicho? ¿Alguien de la CIA? Yo no creo que haya en ese momento 150 técnicos, hasta lo apostaría que no es cierto lo que Ud. afirma. Pero podría ser que en algún momento se necesitaran 150 técnicos. ¿Por qué no? Es una obra descomunal. Traer dos ríos para Olmos. Se requiere múltiples estudios técnicos. Ud. no se asombra si un número igual de técnicos de otro país occidental trabaja en algo semejante. Le repito. No creo que en este momento haya en el país 150 técnicos soviéticos en Olmos, pero tampoco veo por que, mas adelante, no se requiera de ese numero.

ARMAMENTOS Y ALIMENTOS

P.- En la Conferencia Mundial de Alimentación de la FAO el delegado peruano General Hoyos presento una iniciativa suya, señor Presidente para destinar partes de las inversiones en armamentos para fomentar la producción agrícola y combatir el hambre en el mundo y para crear un Banco Mundial de Granos. ¿Podría hacernos algún comentario?

R.- Los hombres del Gobierno que salen a los certámenes internacionales llevan la opinión del Perú, para defender las tesis nacionales. La Revolución Peruana ha propuesto algo justo: que se destinen recursos que se pierden en adquisiciones de armamentos a combatir el hambre de los hombres. Así se podría financiar obras de agricultura, para alimentar a la humanidad. Si los países desarrollados no quieren aceptar esta idea, con ello demuestran su poca sensibilidad. Pero piensen todos en lo mucho que se podría hacer, en una hermosa tarea humana.

LA RENUNCIA DEL GENERAL VALDEZ ANGULO

P.- Señor Presidente, ¿la renuncia del General Valdez Angulo a la cartera de Agricultura, fue el precio político por EPSA?

R.- El General Valdez se rajo por la Revolución. Trabajo con dinamismo. Renuncio por razones políticas, es decir, porque quiso dejar el portafolio para permitir una completa investigación. Esto dice mucho de él. Le hemos dado las gracias por su gestión y ahora se encuentra a disposición del Ejército.

EL MINISTERIO DE LA ALIMENTACION

P.- Señor Presidente, algo se ha hablado ya de la creación del Ministerio de la Alimentación, ¿podría Ud. ampliar esa noticia?

R.- Si, algo he leído de que a raíz del caso EPSA se ha planteado el desdoblamiento del sector de agricultura. Esto no es verdad. Hace meses, previendo lo que va a ocurrir en el mundo con la crisis alimenticia y para no dejarnos sorprender, estamos estudiando este nuevo sector, el Ministerio de la Alimentación, indispensable para encarar el problema y darle solución en el Perú. Deseamos que el pueblo vea que nos anticipamos a los problemas y mañana no nos reproche que en esta crisis de carácter mundial no supimos actuar. Habrá pues un Ministerio de la Alimentación distinto al actual de Agricultura.

ATAQUES AL GENERAL MALDONADO

P.- Señor Presidente, en la reciente reunión de la SIP en Caracas y con motivo del extraño encuentro de algunos políticos peruanos, los periodistas pudimos enterarnos que el General Fernández Maldonado, un revolucionario a carta cabal, había sido puesto en la línea de mira de los contrarrevolucionarios. Los hechos recientes confirman esa noticia y los ataques por el contrato del oleoducto permiten corroborar que se pretende enfilar las baterías contra el Ministro de Energía y Minas ¿Qué nos puede decir sobre este asunto, Señor Presidente?.

R.- La contrarrevolución se esfuerza y se esforzara por estas batallas inútiles. Cuenta con dinero y el dinero no tiene Patria.

La lucha es a fondo, para derribar la Revolución y desprestigiar a sus hombres. Hoy uno, mañana otro. Todos estos ataques están concertados y obedecen a la misma estrategia. Pero tenemos nuestra conciencia muy en alto y sabremos defendernos. La Revolución nunca será vencida.

Cerca de la dos y veinte minutos de la tarde luego de responder otras preguntas en torno a la polla de futbol, el Presidente Velasco se despidió de los periodistas y les prometió estudiar una mayor frecuencia de estos diálogos.

Archivo Revista Oiga - 1948 1995