Páginas vistas en total

Mi lista de blogs

DORIS GIBSON PARRA Y FRANCISCO IGARTUA ROVIRA

DORIS GIBSON PARRA Y FRANCISCO IGARTUA ROVIRA
FRANCISCO IGARTUA CON DORIS GIBSON, PIEZA CLAVE EN LA FUNDACION DE OIGA, EN 1950 CONFUNDARIAN CARETAS.

«También la providencia fue bondadosa conmigo, al haberme permitido -poniendo a parte estos años que acabo de relatar- escribir siempre en periódicos de mi propiedad, sin atadura alguna, tomando los riesgos y las decisiones dictadas por mi conciencia en el tono en que se me iba la pluma, no siempre dentro de la mesura que tanto gusta a la gente limeña. Fundé Caretas y Oiga, aunque ésta tuvo un primer nacimiento en noviembre de 1948, ocasión en la que también conté con la ayuda decisiva de Doris Gibson, mi socia, mi colaboradora, mi compañera, mi sostén en Caretas, que apareció el año 50. Pero éste es asunto que he tocado ampliamente en un ensayo sobre la prensa revisteril que publiqué años atrás y que, quién sabe, reaparezca en esta edición con algunas enmiendas y añadiduras». FRANCISCO IGARTUA - «ANDANZAS DE UN PERIODISTA MÁS DE 50 AÑOS DE LUCHA EN EL PERÚ - OIGA 9 DE NOVIEMBRE DE 1992»

Mi lista de blogs

«Cierra Oiga para no prostituir sus banderas, o sea sus ideales que fueron y son de los peruanos amantes de las libertades cívicas, de la democracia y de la tolerancia, aunque seamos intolerantes contra la corrupción, con el juego sucio de los gobernantes y de sus autoridades. El pecado de la revista, su pecado mayor, fue quien sabe ser intransigente con su verdad» FRANCISCO IGARTUA – «ADIÓS CON LA SATISFACCIÓN DE NO HABER CLAUDICADO», EDITORIAL «ADIÓS AMIGOS Y ENEMIGOS», OIGA 5 DE SEPTIEMBRE DE 1995

Mi lista de blogs

CENTRO VASCO PERU

CENTRO VASCO PERU
UNIVERSIDAD DEL PAÍS VASCO

CENTRO VASCO LIMA

CENTRO VASCO LIMA
UNIVERSIDAD DEL PAÍS VASCO

«Siendo la paz el más difícil y, a la vez, el supremo anhelo de los pueblos, las delegaciones presentes en este Segundo Congreso de las Colectividades Vascas, con la serena perspectiva que da la distancia, respaldan a la sociedad vasca, al Gobierno de Euskadi y a las demás instituciones vascas en su empeño por llevar adelante el proceso de paz ya iniciado y en el que todos estamos comprometidos.» FRANCISCO IGARTUA - TEXTO SOMETIDO A LA APROBACION DE LA ASAMBLEA Y QUE FUE APROBADO POR UNANIMIDAD - VITORIA-GASTEIZ, 27 DE OCTUBRE DE 1999.

«Muchos más ejemplos del particularismo vasco, de la identidad euskaldun, se pueden extraer de la lectura de estos ajados documentos americanos, pero el espacio, tirano del periodismo, me obliga a concluir y lo hago con un reclamo cara al futuro. Identidad significa afirmación de lo propio y no agresión a la otredad, afirmación actualizada-repito actualizada- de tradiciones que enriquecen la salud de los pueblos y naciones y las pluralidades del ser humano. No se hace patria odiando a los otros, cerrándonos, sino integrando al sentir, a la vivencia de la comunidad euskaldun, la pluralidad del ser vasco. Por ejemplo, asumiendo como propio -porque lo es- el pensamiento de las grandes personalidades vascas, incluido el de los que han sido reacios al Bizcaitarrismo como es el caso de Unamuno, Baroja, Maeztu, figuras universales y profundamente vascas, tanto que don Miguel se preciaba de serlo afirmando «y yo lo soy puro, por los dieciséis costados». Lo decía con el mismo espíritu con el que los vascos en 1612, comenzaban a reunirse en Euskaletxeak aquí en América» - FRANCISCO IGARTUA - AMERICA Y LAS EUSKALETXEAK - EUSKONEWS & MEDIA 72.ZBK 24-31 DE MARZO 2000

Mi lista de blogs

miércoles, 31 de julio de 2013

LA TERCERA

Colección Archivo Ilustre Cofradía Vascongada de Nuestra Señora de Aránzazu de Lima

LA TERCERA

Colección Archivo Ilustre Cofradía Vascongada de Nuestra Señora de Aránzazu de Lima

LA TERCERA

DEFUNCION

El padre, hermanas, de quien en
vida fue:

Micaela Daniela Bazán de Bourbon Larraín y Irarrazabal
Q.E.P.D

Participan con profundo dolor su sensible fallecimiento asistida por la Santa Iglesia Católica Apostólica y Romana, ocurrido el 26 de Julio del presente.

La familia agradece a todas las personas que nos acompañan en este momento y manifiestan su afecto y condolencias.



Maryland, 27 de Julio de 2013

LA TERCERA


Francisco Igartua

Fue un vasco, hijodalgo e ilustrado, hábil en euskera y castellano, nacido entre los años 1494 y 95 en el valle de Cuartango (Alava) el que descubrió y hasta les dio nombre a las tierras que por entonces dominaban los Incas del Cuzco y que más tarde serían el Virreynato del Perú, o sea lo que hoy son las repúblicas de Ecuador, Perú, Bolivia y buena parte de Chile y Colombia. Se llamaba Pascual de Andagoya y siendo muy joven había pasado a América "para ser más". Y sin duda lo logró, aunque al dinero y poder alcanzados debió añadir envidias y rencores sin cuento. Fue hombre de temperamento fuerte, taciturno, "antipático" dirían algunos y sincero amigo y defensor de los indígenas.
Siendo todavía joven, a los veintiocho años (1522), se había aventurado, en expedición financiada por él, al sur de Panamá, hasta una región que se llamaba Chochama, en territorio hoy colombiano. Ahí el recio alavés hizo amistad y comunicación verbal con los indios (es de suponer que su calidad de bilingüe y su cultivada inteligencia le facilitaron el contacto) lo que le permitió escribir posteriormente: "descubrí, conquisté y pacifiqué una gran provincia de señores que se llama Perú donde tomó nombre toda la tierra por delante".
Era la primera vez en la historia europea que se mencionaba el nombre de Perú en referencia al también hasta entonces desconocido Imperio de los Incas, del que le hablaron a Andagoya el cacique de Chochama y otros indígenas, a quienes acompañó a combatir a los guerreros de Virú, o sea los ejércitos de avanzada incaicos que estaban dedicados a extender los Cuatro Suyos del Imperio. ¿De dónde sacó Andagoya el nombre de Perú para referirse al incario? Se supone, sólo se supone, que fue por deformación del término Virú empleado por sus amigos indios de Chochama para, al parecer, referirse al sur en general. Lo único cierto es que Pascual de Andagoya fue el primer europeo en mencionarlo y en hacer contacto con el Imperio de los Incas.
La otra pregunta que se desprende de este hecho es ¿cómo logró el euskaldun Andagoya trato tan afable con los indígenas del territorio que conquistó? El mismo responde que lo conquistó y "pacificó", o sea que estableció la paz entre su gente y la gente del cacique de Chochama, su amigo, con quien logró dialogar largo y tendido. Son muchas las acusaciones que se le han hecho al "antipático" alavés (implacable en los negocios, ladrón, intrigante, altanero) pero nadie podrá decir que fue cruel o abusivo con los indios. Al contrario, su amistad con ellos fue tan fuerte que, cuando estuvo a punto de ahogarse porque se voltió la piragua en la que remontaba un río, el cacique de Chochama lo estuvo sosteniendo para salvarlo de las aguas y de las armaduras que llevaba puestas. Ese reyezuelo, su mejor amigo en aquellos parajes, fue seguramente quien le organizó el grupo de traductores y guías con los que volvió a Panamá para curarse del enfriamiento que le produjo el largo remojón en el río y para organizar una expedición mayor y mejor pertrechada.
Sus planes se frustraron por la enfermedad, que se hizo grave y le impidió montar a caballo; y ésta fue la razón por la que transfirió sus derechos de conquista a Francisco Pizarro, incluidos los traductores y guías a los que él había enseñado a expresarse en castellano. Estos fueron pieza clave en la conquista del Imperio que ya se llamaba Perú y que sólo oficialmente fue Nueva Castilla.
El tiempo que tardó Andagoya en recuperarse y poder volver a montar a caballo lo dedicó a los negocios, terreno en el que, como otros vascos, fue habilísimo; lo que le permitió ser su propio habilitador en las empresas expedicionarias que armó.
Sin embargo, antes de volver a salir en aventuras de conquista, el esforzado alavés pasó por venturas y desventuras variadas e intensas que se iniciaron con su elección a la alcaldía de Panamá (1527) para más tarde, por culpa de enemistades y envidias, ser denunciado por el nuevo Gobernador, Pedro de los Ríos, ante la Audiencia de Santo Domingo, a la vez que se le confiscaban sus cuantiosos bienes. La acusación fue de malversación en la alcaldía. Pero con hábiles intrigas logró que la Audiencia lo rehabilitara y, ya vuelto a casar, lo devolviera a Panamá (1534) donde acrecentó sus riquezas, gracias a sus recuas de mulas que hacían el transporte por el itsmo que separaba los océanos Atlántico y Pacífico. El servicio de mulas del conflictivo Andagoya era el mejor y, por lo tanto, el más caro. Sin embargo, su cuidado mayor estuvo puesto en la nao "Concepción", cuya propiedad compartía con el Gobernador Barrionuevo, quien lo nombró su teniente. La "Concepción", que hacía el tráfico al Perú, le llevaba y traía noticias de las tierras descubiertas por él y que Pizarro iba conquistando. Los negocios no lo absorbían tanto como para hacerle olvidar el mundo de las prodigiosas aventuras que lo esperaban allá al sur. Hacía ya tiempo que había vuelto a cabalgar y el destino lo empujaba a morir en el Perú.
Sin embargo, otros muchos sinsabores lo esperaban a Pascual de Andagoya antes de llegar a su fin entre Cuzco y la Ciudad de los Reyes (Lima).
En 1536 el juez de residencia de Panamá lo vuelve a denunciar y cargado de cadenas lo envía a España para ser juzgado por el Consejo de Indias. Pero de nuevo la fortuna va en auxilio de Andagoya y el Consejo lo declara inocente desagraviándolo con la gobernación de Río de San Juan y permitiéndole usar el Don antes de su nombre.
Desde Panamá, donde ha vuelto, parte el alavés en compañía de su cuñado, Alonso Peña, a las tierras que el Consejo le ha otorgado. Corría el año de 1540 y la gobernación de Río de San Juan, de acuerdo a los mapas de la época, estaba situada en un punto impreciso entre la Nueva Castilla de Pizarro y la que sería Nueva Granada, de Benalcázar.
A ese espacio se dirigió Don Pascual de Andagoya y lo primero que hizo al llegar a sus costas con cientocuarenta soldados, cuarenta caballos, un galeón, una carabela y dos bergantines, fue fundar la ciudad de Buenaventura; donde dejó a su hijo, Juan de Andagoya, y a su cuñado, Peña, al mando de unos pocos hombres, mientras él se internaba en el territorio. Leguas adentro, en Popayán, se tropezó con huestes de Pizarro sitiadas por los indios. Rompió el cerco y se creyó con derecho a ocupar la ciudad no obstante pertenecer ésta a Sebastián de Benalcázar. La ocupó y lo mismo hizo con la villa Santa Ana de los Caballeros, a la que dio el nombre de San Juan. Pero ya antes había entrado en Cali, por lo que las iras de Benalcázar estaban desatadas contra él. No hubo enfrentamiento porque los frailes del lugar, vascos muchos de ellos, se interpusieron. Sin embargo, el Cabildo falló contra Andagoya y Benalcázar lo apresó fundamentándose en que la provisión que a él le dio el Rey abarcaba la gobernación de Río de San Juan, la misma que después le había sido otorgada a Andagoya. ¡Enredos burocráticos de entonces, de hoy y de siempre!
Para fortuna de Andagoya, en esos días desembarcó en Buenaventura (por intuición quien sabe el alavés le daría ese nombre) el Comisionado real para el Perú, don Cristobal Vaca de Castro, quien llegaba mareado por los padecimientos sufridos en el mar y necesitado de auxilio, que le fue dado con amplitud por Peña y Juan de Andagoya. Por entonces ya estaba instalada en Buenaventura la mujer (en segundas nupcias) de Don Pascual y otros familiares. Fácil le fue a Peña convencer al flamante y poderoso Comisionado regio para que interviniera a favor del desventurado gobernador del impreciso Río de San Juan. Dispuesto a sembrar la paz en el Nuevo Mundo, Vaca de Castro viajó a Popayán, se entrevistó con Benalcázar y quedó libre Andagoya, a quien Vaca le recomendó viajar a España para aclarar sus problemas en el Consejo de Indias.
En España se siguió escapando del infortunio, pues hizo contacto con Pedro de la Gasca, quien salía para el Perú con plenos poderes reales para pacificar las luchas intestinas que siguieron a la muerte de Pizarro. Con él retornó Andagoya a América, donde apenas le quedaban Buenaventura y la virtual gobernación de Río de San Juan, a cargo de su hijo.
Pero el destino de Andagoya estaba trazado y lo conducía a morir en el Perú. No se quedó, pues, en su gobernación, donde había enterrado una fortuna (algo así como 70,000 pesos), sino que, partiendo de Panamá con la real flota de guerra, siguió al lado de Gasca, quien lo nombró su capitán, encargándole recoger gente en Buenaventura, mientras él (Gasca) seguiría hasta Tumbes donde se encontrarían.
Ingresó así, comandando la mitad de la caballería real, al corazón del Imperio con el que él tuvo contacto antes que cualquier otro europeo. De Tumbes subió a Cajamarca, donde los españoles habían ajusticiado al infortunado inca Atahualpa y de allí siguió a Jauja, para luego participar al lado del pabellón Real en la batalla de Jaquijahuana, donde fueron derrotados Gonzalo Pizarro y sus rebeldes.
A órdenes del Pacificador don Pedro de la Gasca, incursionó nuestro alavés por el Alto Perú (hoy Bolivia) y por un tiempo se asentó en el Cuzco, la capital del reino que él entrevió y pudo ser suyo, para pasar, siempre con Gasca, a la ciudad de los Reyes (Lima). Allí o en el camino (nada se sabe de él en aquellas fechas sino que salió del Cuzco con el Pacificador), murió Don Pascual de Andagoya, quien andaba con la salud maltrecha desde que en Jauja un caballo le propinó una coz. Así, oscuramente, desapareció de la historia el vasco que descubrió y dio nombre al Perú. Fue un hombre de su tiempo al que el destino le dio y le quitó honras y agravios, riquezas y miserias y al que nadie le podrá negar el derecho a ser llamado defensor de los indígenas.


Euskonews & Media 183.zbk (2002 / 10 / 11-18)

LA TERCERA

Antigua Indulgencia – Archivo de la Ilustre Hermandad Vascongada de Nuestra Señora de Aranzazu de Lima

LA TERCERA

Antiguo Libro – Archivo de la Ilustre Hermandad Vascongada de Nuestra Señora de Aranzazu de Lima

LA TERCERA

Antiguo Libro – Archivo de la Ilustre Hermandad Vascongada de Nuestra Señora de Aranzazu de Lima

LA TERCERA

Antigua Indulgencia – Archivo de la Ilustre Hermandad Vascongada de Nuestra Señora de Aranzazu de Lima

LA TERCERA

Colección Archivo Ilustre Cofradía Vascongada de Nuestra Señora de Aránzazu de Lima

LA TERCERA

Colección Archivo Ilustre Cofradía Vascongada de Nuestra Señora de Aránzazu de Lima

LA TERCERA

Colección Archivo Ilustre Cofradía Vascongada de Nuestra Señora de Aránzazu de Lima

LA TERCERA

Colección Archivo Ilustre Cofradía Vascongada de Nuestra Señora de Aránzazu de Lima

LA TERCERA

Colección Archivo Ilustre Cofradía Vascongada de Nuestra Señora de Aránzazu de Lima

LA TERCERA

Colección Archivo Ilustre Cofradía Vascongada de Nuestra Señora de Aránzazu de Lima

LA TERCERA

Colección Archivo Ilustre Cofradía Vascongada de Nuestra Señora de Aránzazu de Lima

LA TERCERA

Colección Archivo Ilustre Cofradía Vascongada de Nuestra Señora de Aránzazu de Lima

LA TERCERA

Colección Archivo Ilustre Cofradía Vascongada de Nuestra Señora de Aránzazu de Lima

LA TERCERA: IN MEMORIAM



V. Santidad el encargo que me trajo a este remoto lugar, esta ya resuelto. Los indios están libres de nuevo para ser esclavizados por españoles y portugueses.
- Creo que no es el tono adecuado. Vuelve a empezar:

V. Santidad, os escribo en este año del Señor de 1758… desde el continente Sur de América, desde Asunción, provincia de la Plata a dos semanas de marcha de la Gran Misión de San Miguel. Las Misiones han amparado a los indios contra el peor pillaje de las colonias. Por ello se han ganado un gran resentimiento. Estos nobles indios gustan de la música. Muchos violines de la Academia de Roma… son obra de sus ágiles y habilidosas manos. Desde estas misiones los jesuitas llevaron la palabra de Dios… a los indios que aun viven en estado salvaje… recibiendo a cambio… el martirio. La muerte de este sacerdote seria el primer eslabón… de la cadena de la que hoy forma parte.

- Continúe:

Como sin duda sabe V. Santidad… pocas cosas suceden en este mundo como predecimos. ¿Como podían suponer los indios que la muerte de aquel sacerdote… traería a un hombre cuya vida se entrelaza inextricablemente con las suyas?
------------------------------------------------------------------

- Veamos, matásteis a vuestro hermano. Fue un duelo, la ley no puede tocaros. ¿Es remordimiento?
- Váyase, padre.
- Quizá preferiríais que fuese vuestro verdugo, así sería más fácil.- Déjeme solo, ya sabe lo que soy.
- Sí; sois un mercenario, un traficante de esclavos. Y matasteis a vuestro hermano. Lo sé. Aunque habéis elegido un modo, extraño de demostrarlo.- ¿Se está riendo de mí? ¿Se ríe de mí?
- Me río de vos, porque lo que veo mueve a risa. Veo a un hombre que huye, a un hombre que se esconde del mundo, a un cobarde. Vamos; vamos. ¿Eso es todo? ¿Es así como pensáis seguir?
- No hay nada más.
- Hay vida.
- No hay vida.
- Hay una salida, Mendoza.
- Para mí no hay redención posible.
- Dios nos ha impuesto la carga de la libertad. Elegísteis vuestro delito. ¿Tenéis el valor para elegir la penitencia? ¿Osaréis hacerlo?
- No hay penitencia lo bastante dura para mí.
- Pero ¿osaréis intentarlo?- ¿Si osaré? ¿Osará vuestra merced verme fracasar?

------------------------------------------------------------------

- Gracias…
- Gracias, señor, por estos alimentos y los dones que de vos recibimos... !Ah, buen señor!... ¿Echasteis todos los chiles?
- Me temo que si. Me educaron para mercenario, no para cocinero.
- Es cierto. ¡Esta increíble!
- El pan esta bueno.
- No esta mal.
- Padre le agradezco que me haya acogido aquí...
- Agrádeselo a los guaraníes.
- ¿Como?
- Leed esto: “Si tuviera toda la fe hasta trasladar montañas… mas no tuviera caridad, nada soy. Y si repartiese toda mi hacienda para dar de comer a los pobres… y si entregase mi cuerpo para ser quemado… mas no tuviese caridad, de nada me sirve. La caridad es sufrida, es benigna. La caridad no tiene celos. La caridad no se presencia, no se ufana. La caridad no se pavonea. Cuando yo era niño, hablaba como niño… pensaba como niño, juzgaba como niño. Más cuando yo fui hombre hecho, deje lo que es de niño. Y ahora permanece la esperanza, la fe, y la caridad. Estas tres. Mas la mayor de ellas es la caridad”.

------------------------------------------------------------------

- Has accedido. Si vais a ser jesuita, tendréis que acatar mis órdenes… como si fueses tras un comandante. ¿Lo haréis?
- Si padre.

------------------------------------------------------------------

Este afán de crear un Paraíso en la tierra… ¡Que fácilmente ofende! Ofende a V. Santidad… pues puede distraer del Paraíso del mas allá. Ofende a los reyes de España y Portugal… pues el Paraíso de los pobres no complace a sus gobernantes. Y ofenden por lo mismo a los colonos de estas tierras. De modo que esta carga traje yo a Sudamérica: satisfacer a Portugal, deseosa de acrecentar su imperio… satisfacer a España, temerosa de que eso le perjudicara… conseguir para V. Santidad… que estos monarcas no amenazaran mas el poder de la Iglesia… y asegurar para todos… que los jesuitas de aquí no pudieran negaros esas satisfacciones. Llegue a Sudamérica con la cabeza repleta de asuntos de Europa. Pero empecé a darme cuenta por primera vez… de cuan extraño era ese mundo que me habían enviado a juzgar. Yo sabia que en Europa los estados despojaban de autoridad a la Iglesia. Y sabia que para mantenerse allí… la Iglesia debía imponerse ante los jesuitas de aquí. Pero no cesaba de preguntarme si los indios no habían preferido… que el mar y el viento no nos hubieran traído ante ellos.

------------------------------------------------------------------

- No entienden lo que quiere decir. Hablad mas claro. ¿Que es exactamente lo que queréis que hagan?- Tienen que dejar la Misión…
- No quieren irse. La Misión es su hogar.
- Deben someterse a la voluntad de Dios… Dígaselo.
- Por voluntad de Dios dejaron la selva y construyeron la Misión. No entienden por que Dios ha cambiado de parecer.- No pueden conocer los motivos de Dios.
- Dice ¿sabéis la voluntad de Dios? Cree que no habláis en nombre de Dios sino de Portugal.- Yo no hablo en nombre de Dios, hablo en nombre de la Iglesia… el instrumento de Dios en la Tierra.
- Dice que habláis con el rey de Portugal.
- Hable con el y no quiere oírme.- Dice que el también es rey y tampoco quiere oíros.- Dice que se equivocaron al confiar en nosotros, que van a luchar.
- ¡Entonces tiene que convencerles de que no luchen!
- No he podido ni convenceros de que luchéis por ellos...
- Si luchan es absolutamente imperioso que ningún jesuita… parezca que les ha animado a hacerlo. Por tanto, volverán todos conmigo a Asunción mañana. ¡Si alguno desobedeciere, será excomulgado! ¡Apartado! ¡Expulsado!

------------------------------------------------------------------

- ¿Por que han de luchar? ¿Porque no vuelven a la selva?
- Porque este es su lugar. ¿Sabias que seria esta vuestra decisión?- Si.
- Entonces, ¿para que habéis venido?
- Para que V. Merced no se resista a la transferencia de las misiones. Si los jesuitas se resisten a los portugueses… la orden será expulsada de Portugal. Y después de Portugal, luego España, Francia, Italia, ¿Quien sabe? El único medio de que sobreviva la orden padre… es sacrificar a las misiones. ¿Que han dicho?
- Que el demonio vive en la selva. Quieren quedarse aquí.
- ¿Y que ha dicho V. Merced?
- Que me quedare con ellos.

------------------------------------------------------------------

- ¿Tenéis el descaro de decirme que esta matanza fue necesaria?
- Hice lo que tenía que hacer. Dado el propósito legitimo que vos sancionasteis… No teníais elección, Eminencia. Tenemos que trabajar en el mundo. Y el mismo mundo es así.
- No, señor Cabeza… nosotros lo hemos hecho así. Yo lo he hecho así.
------------------------------------------------------------------

Así, pues, V. Santidad… vuestros sacerdotes han muerto y yo sigo vivo. En verdad, soy yo quien ha muerto y ellos son los que viven. Porque como ocurre siempre… el espíritu de los hombres muertos sobrevive… en la memoria de los vivos.


THE MISSION: Roland Josse

LA TERCERA

LA TERCERA

LA TERCERA

LA TERCERA

Con la Comunidad pasionista de Yurimaguas
PP. Odilo González, Ignacio Basauri, Pio Zarrabe, Teófilo Alvarez y Hº Abraham Machaca

LA TERCERA

Magnífico detalle de un Padre y Pastor

LA TERCERA

LA TERCERA

martes, 30 de julio de 2013

LA TERCERA

CENTRO VASCO EUZKO ETXEA ARANTZAZU DE LIMA – Ilustre Hermandad Vascongada de Nuestra Señora de Aránzazu de Lima 1612 – Ilustre Cofradía Vascongada de Nuestra Señora de  Aránzazu de Perú 1865

LA TERCERA

CENTRO VASCO EUZKO ETXEA ARANTZAZU DE LIMA – Ilustre Hermandad Vascongada de Nuestra Señora de Aránzazu de Lima 1612 – Ilustre Cofradía Vascongada de Nuestra Señora de  Aránzazu de Perú 1865

LA TERCERA

ASÍ SE ANUNCIÓ EN LA CELEBRACIÓN DEL CUATRICENTENARIO DE LA FUNDACIÓN DE LA ILUSTRE HERMANDAD VASCONGADA DE NUESTRA SEÑORA DE ARANTZAZU

Se recuperarán los archivos históricos de la presencia vasca en Perú desde el siglo XVII


Redacción, Lima | 21 Noviembre 2012

Los archivos históricos de la presencia vasca en Perú desde el siglo XVII se recuperarán, según se anunció durante los actos conmemorativos del cuatricentenario de la Fundación de la Ilustre Hermandad Vascongada de Nuestra Señora de Arantzazu que contó con la presencia de importantes historiadores, tanto de España como de Perú.
En un marco de respetuosa solemnidad se conmemoró este mes en Lima, el cuatricentenario de la fundación de la Ilustre Hermandad Vascongada de Nuestra Señora de Arantzazu, por inmigrantes vascos que en 1612 instituyeron una devoción que hasta ahora se mantiene en ese país.
Prestigiosos investigadores convocados por la Editorial Periodística Oiga, fundada por el periodista peruano-vasco Francisco Igartua Rovira, dieron un marco académico de primer nivel a esta conmemoración, que contó con el apoyo de prestigiosos centros académicos españoles como la Universidad del País Vasco, la Universidad de Navarra, la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid y peruanos como el Instituto Riva Agüero de la Pontificia Universidad Católica del Perú y la Universidad de San Martín de Porres.
Monseñor Luis Astigarraga Lizarralde, C.P
No fue una casualidad que se escogiera la casona Riva Agüero para los actos culturales. La Casona del Instituto Riva Agüero de Lima perteneció a un descendiente de la familia Querejazu, prestigiosos mayordomos de la hermandad en el siglo XVIII, y cuyo director José de la Puente Brunke, director del Instituto es descendiente también de los Querejazu.

Aparte de los actos culturales se llevaron a cabo otros de índole religiosa, la presentación del esquema final de un libro conmemorativo que saldrá en breve bajo la dirección de Óscar Álvarez Gila, y la siembra de un retoño del emblemático Gernikako Arbola en el campus de la Universidad de San Martín de Porres.
Todos estos actos contaron con la entusiasta participación de miembros de la comunidad vasca peruana, intelectuales, periodistas e invitados especiales de la entidad organizadora, representada por su presidente, el ingeniero de Minas Carlos Montori Alfaro.
En cada uno de estos actos se rindió homenaje póstumo a Francisco Igartua Rovira, quien con sus trabajos dio inicio a esta conmemoración, y a los historiadores peruanos José Antonio del Busto Duthurburu y Guillemo Lohmann Villena.
Previamente se había logrado el traslado de la Santa Imagen de Nuestra Señora de Arantzazu del Monasterio ‘San José’ de Las Carmelitas Descalzas, de la ciudad y Vicariato Apostólico de Yurimaguas, en Loreto, a la Parroquia Virgen del Pilar del distrito de San Isidro, en Lima.
También se había oficiado una santa misa por el 366º aniversario de la Coronación de la Virgen de Arantzazu en el Convento de San Francisco de Lima, organizada por la Cofradía de Nuestra Señora de Arantzazu de Lima-Euzko Etxea, y dado lectura de los Estatutos de la Hermandad de Nuestra Señora de Arantzazu de Lima en el Salón Capitular del Museo Convento de San Francisco de Lima.
Entre los documentos históricos rescatados y publicados están la Novena a la Virgen de Arantzazu y Estatutos de la Ilustre Hermandad Vascongada de Nuestra Señora de Arantzazu.
En noviembre en el Instituto Riva Agüero de Lima de la Pontificia Universidad Católica del Perú se realizó un acto académico cuyas conferencias están siendo difundidas vía web. Se produjeron cuatro conferencias plenarias, dedicadas a presentar la historia de la Hermandad de Arantzazu de Lima en sus contextos históricos.
‘El contexto general del significado de las cofradías en el mundo hispanoamericano’ fue expuesto por Elena Sánchez de Madariaga, de la Universidad Rey Juan Carlos, Madrid, España. Elisa Luque Alcaide, de  la Universidad de Navarra, Pamplona, España, ofreció una teleconferencia magistral histórica sobre ‘Las cofradías de Arantzazu en América. Entre México y Lima’.
Por su parte, Diego Edgar Lévano Medina, de la Pontificia Universidad Católica del Perú disertó sobre ‘La importancia del elemento vasco en la historia del Perú’. Y a continuación José de la Puente Brunke, del Instituto Riva Agüero, Lima, Perú, expuso ‘El desarrollo histórico de la Cofradía de Arantzazu de Lima’.
Participaron también dos panelistas, uno de Colombia y otro de Buenos Aires; que con sus preguntas ampliaron detalles de las exposiciones.
En la presentación del libro y  anexos (digitalización de los archivos históricos de la hermandad) intervinieron José de la Puente Brunke del Instituto Riva Agüero, quien reseñó que la obra cuenta con 19 colaboraciones, de las cuales tres son póstumas. También Carlos Montori Alfaro por el Fondo Editorial Periodística Oiga, que ha liderado los trabajos, el autor y compilador de la obra Óscar Álvarez Gila, llegado especialmente a Lima del País Vasco, y el coordinador y anfitrión de todos los eventos Jhon Bazán Aguilar.
Los actos conmemorativos concluyeron con la plantación de un retoño del Árbol de Gernika -donado por Euzko Etxea de Santiago de Chile, cuyo directivo Pedro Oyanguren participó de los actos- en el Campus de la Universidad de San Martin de Lima, en unos terrenos que alguna vez fueron propiedad de la Hermandad.
El acto contó con la presencia de autoridades, miembros de la cofradía e historiadores involucrados en el programa, y la señera presencia de Pedro Oyanguren, director de la Euzko Etxea de Santiago de Chile, que hizo entrega oficial del retoño, que previamente había estado bajo custodia de la Asociación Centro Vasco Cofradía de Nuestra Señora de Arantzazu de Lima – Euzko Etxea.
Allí estuvieron presentes el decano de la Facultad de Ciencias Administrativas de la Universidad de San Martín de Porres, Daniel Valera Loza, en representación del rector José Antonio Chang Escobedo; y el padre Antonio María Artola Arbiza C.P, de la Facultad de Teología Pontificia y Civil de Lima, quien hizo un breve acto litúrgico de bendición en euskera.
El proceso de investigación de archivos ha llevado a recuperar “un terreno de 1.632 hectáreas que pertenecieron a una sociedad mercantil de la cual la Hermandad fue copropietaria hasta 1865. Esto marca un hecho histórico en Lima y creo que en Euskadi”, afirma Bazán. El próximo paso de la Cofradía es adquirir un local en el Centro Histórico de Lima, donde funcionó la Cofradía, con el fin de restaurarlo y convertirlo en sede de los archivos digitalizados, abierta a todos los investigadores que deseen consultarlos.


Crónicas de la emigración – País Vasco en el Mundo

LA TERCERA

LA TERCERA







Novena de Nuestra
Madre y Señora de Aránzazu de Lima









Novena de Nuestra
Madre y Señora de Aránzazu de Lima









Novena de Nuestra
Madre y Señora de Aránzazu de Lima









Novena de Nuestra
Madre y Señora de Aránzazu de Lima









Novena de Nuestra
Madre y Señora de Aránzazu de Lima







Novena de Nuestra
Madre y Señora de Aránzazu de Lima






Novena de Nuestra
Madre y Señora de Aránzazu de Lima









Novena de Nuestra
Madre y Señora de Aránzazu de Lima









Novena de Nuestra
Madre y Señora de Aránzazu de Lima









Novena de Nuestra
Madre y Señora de Aránzazu de Lima









Novena de Nuestra
Madre y Señora de Aránzazu de Lima









Novena de Nuestra
Madre y Señora de Aránzazu de Lima









Novena de Nuestra
Madre y Señora de Aránzazu de Lima









Novena de Nuestra
Madre y Señora de Aránzazu de Lima









Novena de Nuestra
Madre y Señora de Aránzazu de Lima









Novena de Nuestra
Madre y Señora de Aránzazu de Lima









Novena de Nuestra
Madre y Señora de Aránzazu de Lima












Novena de Nuestra
Madre y Señora de Aránzazu de Lima



LA TERCERA

NUESTRA SEÑORA DE ARANTZAZU – CENTRO VASCO EUZKO ETXEA ARANTZAZU DE LIMA – Ilustre Hermandad Vascongada de Nuestra Señora de Aránzazu de Lima 1612 – Ilustre Cofradía Vascongada de Nuestra Señora de  Aránzazu de Perú 1865

LA TERCERA

NUESTRA SEÑORA DE ARANTZAZU – CENTRO VASCO EUZKO ETXEA ARANTZAZU DE LIMA – Ilustre Hermandad Vascongada de Nuestra Señora de Aránzazu de Lima 1612 – Ilustre Cofradía Vascongada de Nuestra Señora de  Aránzazu de Perú 1865

LA TERCERA

NUESTRA SEÑORA DE ARANTZAZU – CENTRO VASCO EUZKO ETXEA ARANTZAZU DE LIMA – Ilustre Hermandad Vascongada de Nuestra Señora de Aránzazu de Lima 1612 – Ilustre Cofradía Vascongada de Nuestra Señora de  Aránzazu de Perú 1865

LA TERCERA

NUESTRA SEÑORA DE ARANTZAZU – CENTRO VASCO EUZKO ETXEA ARANTZAZU DE LIMA – Ilustre Hermandad Vascongada de Nuestra Señora de Aránzazu de Lima 1612 – Ilustre Cofradía Vascongada de Nuestra Señora de  Aránzazu de Perú 1865


LA TERCERA

NUESTRA SEÑORA DE ARANTZAZU – CENTRO VASCO EUZKO ETXEA ARANTZAZU DE LIMA – Ilustre Hermandad Vascongada de Nuestra Señora de Aránzazu de Lima 1612 – Ilustre Cofradía Vascongada de Nuestra Señora de  Aránzazu de Perú 1865


LA TERCERA

NUESTRA SEÑORA DE ARANTZAZU – CENTRO VASCO EUZKO ETXEA ARANTZAZU DE LIMA – Ilustre Hermandad Vascongada de Nuestra Señora de Aránzazu de Lima 1612 – Ilustre Cofradía Vascongada de Nuestra Señora de  Aránzazu de Perú 1865


LA TERCERA

LA TERCERA

LA TERCERA

LA TERCERA

NUESTRA SEÑORA DE ARANTZAZU – CENTRO VASCO EUZKO ETXEA ARANTZAZU DE LIMA – Ilustre Hermandad Vascongada de Nuestra Señora de Aránzazu de Lima 1612 – Ilustre Cofradía Vascongada de Nuestra Señora de  Aránzazu de Perú 1865

LA TERCERA

NUESTRA SEÑORA DE ARANTZAZU – CENTRO VASCO EUZKO ETXEA ARANTZAZU DE LIMA – Ilustre Hermandad Vascongada de Nuestra Señora de Aránzazu de Lima 1612 – Ilustre Cofradía Vascongada de Nuestra Señora de  Aránzazu de Perú 1865


"La colonia vascongada, rica y prospera en la época colonial, era también generosa en extremo, al manifestar su religiosidad con la Virgen de su devoción, bajo la advocación de Aranzazu o del Espino –que esto significa la palabra vasca Aranzazu: sobre el espino- que tantos recuerdos les traía de sus lejanas montañas (…). Las fiestas que celebraban a la Virgen de Aranzazu eran suntuosas, y las preseas y alhajas de su culto, numerosas, ricas y abundantes".


P. BENJAMIN GENTO SANZ. San francisco de Lima


LA TERCERA

NUESTRA SEÑORA DE ARANTZAZU – CENTRO VASCO EUZKO ETXEA ARANTZAZU DE LIMA – Ilustre Hermandad Vascongada de Nuestra Señora de Aránzazu de Lima 1612 – Ilustre Cofradía Vascongada de Nuestra Señora de  Aránzazu de Perú 1865


La colonia vascongada, rica y prospera en la época colonial, era también generosa en extremo, al manifestar su religiosidad con la Virgen de su devoción, bajo la advocación de Aranzazu o del Espino –que esto significa la palabra vasca Aranzazu: sobre el espino- que tantos recuerdos les traía de sus lejanas montañas (…). Las fiestas que celebraban a la Virgen de Aranzazu eran suntuosas, y las preseas y alhajas de su culto, numerosas, ricas y abundantes.


P. BENJAMIN GENTO SANZ. San francisco de Lima

LA TERCERA



NUESTRA SEÑORA DE ARANTZAZU – CENTRO VASCO EUZKO ETXEA ARANTZAZU DE LIMA – Ilustre Hermandad Vascongada de Nuestra Señora de Aránzazu de Lima 1612 – Ilustre Cofradía Vascongada de Nuestra Señora de  Aránzazu de Perú 1865

“Fue recibida la forastera divina en Lima con gran pompa y alegría de sus vecinos, haciéndose pedazos las campañas de todas las iglesias en señal de su gozo. Colocada la santa imagen en sus andas de un montón distinto de inmensa riqueza de diamantes, que era lo brillante poco le debían al sol, salió triunfante en hombros de sacerdotes de la Catedral a la plaza mayor, dejado el palio, como Reina y Señora que es de cielo y tierra, despidiendo rayos de gloria de su soberano rostro, que daban vida a cuantos con devoción la miraban. Llevaba por lucido acompañamiento a todo noble y común de la ciudad, Virrey, Audiencia Real, Cabildos y Religiones. Paso la procesión con pompa y aparato, luces, músicas y danzas, las calles y sus balcones adornados de sedas y ricas telas, a la casa del serafín llagado, Francisco, donde el siguiente día, diez y ocho octubre, de mil seiscientos y cuarenta y seis años, con el mismo aplauso, fiesta, música, Virrey y Tribunales, suspiros y lagrimas de gozo, y alegría de innumerable pueblo convenido, fue colocada la santa imagen en su espino (divina rosa entre espinas) dentro de un nicho de gallardo fondo, a cuya majestad corren dos cortinas de labor costosa”.


DIEGO CORDOVA Y SALINAS, Crónica Franciscana de las Provincias del Perú

LA TERCERA

NUESTRA SEÑORA DE ARANTZAZU – CENTRO VASCO EUZKO ETXEA ARANTZAZU DE LIMA – Ilustre Hermandad Vascongada de Nuestra Señora de Aránzazu de Lima 1612 – Ilustre Cofradía Vascongada de Nuestra Señora de  Aránzazu de Perú 1865

LA TERCERA

Colección Archivo Ilustre Cofradía Vascongada de Nuestra Señora de Aránzazu de Lima

LA TERCERA

Colección Archivo Ilustre Cofradía Vascongada de Nuestra Señora de Aránzazu de Lima