Páginas vistas en total

Mi lista de blogs

DORIS GIBSON PARRA Y FRANCISCO IGARTUA ROVIRA

DORIS GIBSON PARRA Y FRANCISCO IGARTUA ROVIRA
FRANCISCO IGARTUA CON DORIS GIBSON, PIEZA CLAVE EN LA FUNDACION DE OIGA, EN 1950 CONFUNDARIAN CARETAS.

«También la providencia fue bondadosa conmigo, al haberme permitido -poniendo a parte estos años que acabo de relatar- escribir siempre en periódicos de mi propiedad, sin atadura alguna, tomando los riesgos y las decisiones dictadas por mi conciencia en el tono en que se me iba la pluma, no siempre dentro de la mesura que tanto gusta a la gente limeña. Fundé Caretas y Oiga, aunque ésta tuvo un primer nacimiento en noviembre de 1948, ocasión en la que también conté con la ayuda decisiva de Doris Gibson, mi socia, mi colaboradora, mi compañera, mi sostén en Caretas, que apareció el año 50. Pero éste es asunto que he tocado ampliamente en un ensayo sobre la prensa revisteril que publiqué años atrás y que, quién sabe, reaparezca en esta edición con algunas enmiendas y añadiduras». FRANCISCO IGARTUA - «ANDANZAS DE UN PERIODISTA MÁS DE 50 AÑOS DE LUCHA EN EL PERÚ - OIGA 9 DE NOVIEMBRE DE 1992»

Mi lista de blogs

«Cierra Oiga para no prostituir sus banderas, o sea sus ideales que fueron y son de los peruanos amantes de las libertades cívicas, de la democracia y de la tolerancia, aunque seamos intolerantes contra la corrupción, con el juego sucio de los gobernantes y de sus autoridades. El pecado de la revista, su pecado mayor, fue quien sabe ser intransigente con su verdad» FRANCISCO IGARTUA – «ADIÓS CON LA SATISFACCIÓN DE NO HABER CLAUDICADO», EDITORIAL «ADIÓS AMIGOS Y ENEMIGOS», OIGA 5 DE SEPTIEMBRE DE 1995

Mi lista de blogs

CENTRO VASCO PERU

CENTRO VASCO PERU
UNIVERSIDAD DEL PAÍS VASCO

CENTRO VASCO LIMA

CENTRO VASCO LIMA
UNIVERSIDAD DEL PAÍS VASCO

«Siendo la paz el más difícil y, a la vez, el supremo anhelo de los pueblos, las delegaciones presentes en este Segundo Congreso de las Colectividades Vascas, con la serena perspectiva que da la distancia, respaldan a la sociedad vasca, al Gobierno de Euskadi y a las demás instituciones vascas en su empeño por llevar adelante el proceso de paz ya iniciado y en el que todos estamos comprometidos.» FRANCISCO IGARTUA - TEXTO SOMETIDO A LA APROBACION DE LA ASAMBLEA Y QUE FUE APROBADO POR UNANIMIDAD - VITORIA-GASTEIZ, 27 DE OCTUBRE DE 1999.

«Muchos más ejemplos del particularismo vasco, de la identidad euskaldun, se pueden extraer de la lectura de estos ajados documentos americanos, pero el espacio, tirano del periodismo, me obliga a concluir y lo hago con un reclamo cara al futuro. Identidad significa afirmación de lo propio y no agresión a la otredad, afirmación actualizada-repito actualizada- de tradiciones que enriquecen la salud de los pueblos y naciones y las pluralidades del ser humano. No se hace patria odiando a los otros, cerrándonos, sino integrando al sentir, a la vivencia de la comunidad euskaldun, la pluralidad del ser vasco. Por ejemplo, asumiendo como propio -porque lo es- el pensamiento de las grandes personalidades vascas, incluido el de los que han sido reacios al Bizcaitarrismo como es el caso de Unamuno, Baroja, Maeztu, figuras universales y profundamente vascas, tanto que don Miguel se preciaba de serlo afirmando «y yo lo soy puro, por los dieciséis costados». Lo decía con el mismo espíritu con el que los vascos en 1612, comenzaban a reunirse en Euskaletxeak aquí en América» - FRANCISCO IGARTUA - AMERICA Y LAS EUSKALETXEAK - EUSKONEWS & MEDIA 72.ZBK 24-31 DE MARZO 2000

Mi lista de blogs

sábado, 15 de noviembre de 2014

1995-2015

Nuestro lado bueno dio la cara
FRANCISCO IGARTUA

FRANCISCO IGARTUA
Director Fundador
Fondo Editorial Revista Oiga
Mal escudado en unos taparrabos que él creía eran vestido de libertad de prensa, Nicolás Lúcar hizo estallar el domingo pasado las pantallas de las televisoras de todo el Perú con una entrevista irresponsablemente transmitida al público y en la que, con perversidad y ruindad, se injuriaba al presidente Paniagua y a otras personalidades nacionales. El tiro, por fortuna, le salió por la culata y las revelaciones del ex guardaespaldas de Montesinos más bien sirvieron para mostrar los rostros buenos del Perú. La cara que más destacó fue la de todo un señor, desinteresado y noble, la de Alberto Andrade, quien con claridad y energía, con firmeza y sin aspavientos, como es él, se enfrentó a Lucar, quien engañosamente lo había invitado para que fuera comparsa de la infamia. Sin mayores preámbulos Andrade se solidarizó con el presidente Paniagua, principal víctima de la ruindad, calificó al Canal 4 de nido de ratas y se retiró dejando plantado al terrorista Lúcar. ¡Honor al caballero, al hombre que sufrió más que nadie la canallesca campaña psicosocial del régimen pasado! A él, dos veces vencedor del fujimorismo, se lo señaló años atrás como el enemigo número uno del candidato Fujimori y sin piedad fue maltratada su imagen. Lo prueban los tristes videos de Gamarra y Bedoya, hombres de la oposición que se pasaron al gobierno para hacer desaparecer de la política a Alberto Andrade, al hombre que con mayor dedicación, seriedad y eficiencia se había entregado en los últimos años al servicio público, a la política con mayúscula. Y, momentáneamente, lo lograron. Sin embargo, el sobrio y rotundo gesto de Andrade en defensa de la conocida honorabilidad del presidente Paniagua lo coloca, más aun por no ser ahora candidato, a la vanguardia de la reserva de nuestra política.
La torpe escaramuza desestabilizadora del Canal 4, acto político mal camuflado con ropaje de libertad de prensa y moralización, no ha sido por completo negativa. Ha servido sobre todo para que el doctor Valentín Paniagua se alce a la altura que le corresponde por su trayectoria, como personaje de integridad y decencia desacostumbradas en nuestro medio. También sirvió para que levantara la voz, con su aguerrido temperamento, el doctor Carlos Ferrero, otro de los agraviados; y para que el general Ketin Vidal sosegadamente pusiera los puntos en las íes de su relación laboral con Montesinos.
Por otra parte, ha retornado del exilio el ex presidente Alan García, trayéndonos incertidumbres, disimuladas con su verbo encendido y la precisión de sus mensajes. Probando que es un orador formidable y un animal político, aunque sin convencer a la mayoría de que haya madurado. Para los más sigue siendo el simpático e irresponsable bohemio que fue siempre, el hombre inteligente, agudo y audaz que no sabe calentar asiento ni puede sosegar el potro desbocado que lleva dentro. Tampoco ha traído respuestas convincentes a los cuestionamientos que se le hicieron y se le hacen. Alan no ha aportado luz sino brillo a la penumbra en la que está desarrollándose el proceso político y más de un peruano con una pizca de maldad debe estar recordando aquel proverbio campesino que dice así: "al que nace barrigón aunque lo fajen de niño".
Y, para concluir, una última y no por ello ni por breve menos importante reflexión. Si ha causado justa indignación que el incierto testimonio de un guardaespaldas se haya utilizado para lanzar acusaciones viles contra personalidades intachables, el hecho debe hacemos meditar en que tampoco es serio dar crédito a las declaraciones de cualquier delincuente que esté buscando aliviar su condena.


Fuente: El Comercio, Viernes 2 de febrero de 2001.  Sección Editorial a15
Edición y Compilación: Jhon Bazán & Josu Iñaki Bazán