Páginas vistas en total

Mi lista de blogs

DORIS GIBSON PARRA Y FRANCISCO IGARTUA ROVIRA

DORIS GIBSON PARRA Y FRANCISCO IGARTUA ROVIRA
FRANCISCO IGARTUA CON DORIS GIBSON, PIEZA CLAVE EN LA FUNDACION DE OIGA, EN 1950 CONFUNDARIAN CARETAS.

«También la providencia fue bondadosa conmigo, al haberme permitido -poniendo a parte estos años que acabo de relatar- escribir siempre en periódicos de mi propiedad, sin atadura alguna, tomando los riesgos y las decisiones dictadas por mi conciencia en el tono en que se me iba la pluma, no siempre dentro de la mesura que tanto gusta a la gente limeña. Fundé Caretas y Oiga, aunque ésta tuvo un primer nacimiento en noviembre de 1948, ocasión en la que también conté con la ayuda decisiva de Doris Gibson, mi socia, mi colaboradora, mi compañera, mi sostén en Caretas, que apareció el año 50. Pero éste es asunto que he tocado ampliamente en un ensayo sobre la prensa revisteril que publiqué años atrás y que, quién sabe, reaparezca en esta edición con algunas enmiendas y añadiduras». FRANCISCO IGARTUA - «ANDANZAS DE UN PERIODISTA MÁS DE 50 AÑOS DE LUCHA EN EL PERÚ - OIGA 9 DE NOVIEMBRE DE 1992»

Mi lista de blogs

«Cierra Oiga para no prostituir sus banderas, o sea sus ideales que fueron y son de los peruanos amantes de las libertades cívicas, de la democracia y de la tolerancia, aunque seamos intolerantes contra la corrupción, con el juego sucio de los gobernantes y de sus autoridades. El pecado de la revista, su pecado mayor, fue quien sabe ser intransigente con su verdad» FRANCISCO IGARTUA – «ADIÓS CON LA SATISFACCIÓN DE NO HABER CLAUDICADO», EDITORIAL «ADIÓS AMIGOS Y ENEMIGOS», OIGA 5 DE SEPTIEMBRE DE 1995

Mi lista de blogs

CENTRO VASCO PERU

CENTRO VASCO PERU
UNIVERSIDAD DEL PAÍS VASCO

CENTRO VASCO LIMA

CENTRO VASCO LIMA
UNIVERSIDAD DEL PAÍS VASCO

«Siendo la paz el más difícil y, a la vez, el supremo anhelo de los pueblos, las delegaciones presentes en este Segundo Congreso de las Colectividades Vascas, con la serena perspectiva que da la distancia, respaldan a la sociedad vasca, al Gobierno de Euskadi y a las demás instituciones vascas en su empeño por llevar adelante el proceso de paz ya iniciado y en el que todos estamos comprometidos.» FRANCISCO IGARTUA - TEXTO SOMETIDO A LA APROBACION DE LA ASAMBLEA Y QUE FUE APROBADO POR UNANIMIDAD - VITORIA-GASTEIZ, 27 DE OCTUBRE DE 1999.

«Muchos más ejemplos del particularismo vasco, de la identidad euskaldun, se pueden extraer de la lectura de estos ajados documentos americanos, pero el espacio, tirano del periodismo, me obliga a concluir y lo hago con un reclamo cara al futuro. Identidad significa afirmación de lo propio y no agresión a la otredad, afirmación actualizada-repito actualizada- de tradiciones que enriquecen la salud de los pueblos y naciones y las pluralidades del ser humano. No se hace patria odiando a los otros, cerrándonos, sino integrando al sentir, a la vivencia de la comunidad euskaldun, la pluralidad del ser vasco. Por ejemplo, asumiendo como propio -porque lo es- el pensamiento de las grandes personalidades vascas, incluido el de los que han sido reacios al Bizcaitarrismo como es el caso de Unamuno, Baroja, Maeztu, figuras universales y profundamente vascas, tanto que don Miguel se preciaba de serlo afirmando «y yo lo soy puro, por los dieciséis costados». Lo decía con el mismo espíritu con el que los vascos en 1612, comenzaban a reunirse en Euskaletxeak aquí en América» - FRANCISCO IGARTUA - AMERICA Y LAS EUSKALETXEAK - EUSKONEWS & MEDIA 72.ZBK 24-31 DE MARZO 2000

Mi lista de blogs

domingo, 13 de julio de 2014

Enrique Zileri Gibson: “Lo ideal es que sea el PJ quien defina si hay acaparamiento”


Martes, 07 de enero de 2014 | 7:17 am


Consuelo Alonzo C.



El director fundador del semanario más importante del país nos recibe en la terraza de su casa para opinar sobre los últimos acontecimientos que dominan la escena política del Perú, como son el rol de la primera dama y el delicado tema del acaparamiento de medios de prensa.



Para que los ciudadanos lo entiendan, ¿por qué es tan peligroso que exista un acaparamiento de medios?



Bueno, en primer lugar el hecho mismo está proscrito por la Constitución. Habla de acaparamiento de medios, sean privados o públicos. Se entiende que es un poder que se crea muy grande y que puede distorsionar fácilmente la realidad. Toda línea editorial tiende a tener una orientación, la objetividad total es un imposible, pero veamos una campaña electoral…



Como la que se viene…



¡Claro! Si un bloque (editorial) es absolutamente favorable a determinadas candidaturas o en contra, eso no es lo que se busca en una democracia, no solo en la prensa sino en la vida más saludable de la democracia. Deben estar todas las opciones a la vista.



Pero el Grupo El Comercio (GEC) señala que no es tal el poder de la prensa, ya que, por ejemplo, no lograron colocar a su candidata en la presidencia.



Lo que pasa es que no estaban en la situación actual, ¿no? No eran el 78% de la circulación (de diarios). Era una organización fuerte, es cierto, pero sin duda que la prensa no es todopoderosa. Lo ideal es buscar equilibrios, balances, oportunidades para expresar ideas de diferente tipo y las reacciones no son automáticas. Felizmente la gente se defiende también. Por ejemplo, este grupo tan grande puede actuar como una especie de vacuna en la gente que no quiere sentirse manipulada por una fuerza importante.



¿Cree que con este poder adquirido, el GEC se encuentre en la capacidad de provocar el cierre de diarios más pequeños?



Es una amenaza latente. Las estrategias publicitarias pueden ser múltiples y los arreglos con los anunciadores pueden ser a precios bajos. Hay 20 maniobras que se pueden hacer si uno tiene una situación dominante en un mercado.



¿Es decir que los diarios pequeños corren ese riesgo?



Podría decirse que es un riesgo adicional.



El GEC, en un editorial (del domingo), señala que no hay monopolio pues existen en el país 60 diarios y ellos solo tienen seis; y que por eso no se entiende por qué se habla de acaparamiento.



La realidad es que en términos de circulación establecida, no de circulación nueva, la compra de Epensa creó un bloque de diarios que definitivamente tienen el setenta y ocho por ciento de circulación. Ahora que haya diarios en provincias o chiquititos es un tema adicional. Lo importante es definir y determinar cuál es la realidad en términos de circulación y de fuerza en determinado momento, en una operación.



Han argumentado también que ellos no buscaron esta situación, sino que fue la familia Agois (Epensa) quien los buscó y que acaparamiento se hubiera producido igualmente si quien compraba era el Grupo La República (GLR).



La situación hubiera cambiado notablemente si el Grupo La República compraba Epensa porque se hubieran creado dos bloques de circulación más o menos parecidos. El GLR por debajo del GEC siempre, pero hubiera sido una situación más pareja. Es raro que (Luis) Agois, en ese sentido, contradiga a Gustavo Mohme, porque Mohme estuvo en negociaciones con los Agois durante mucho tiempo y esas son declaraciones reiteradas. Estaba a punto de cerrar y llegó el GEC y pagó más, entonces no era un actor pasivo. Quería sacar al GLR de la posibilidad de crear una asociación más grande.



¿Cree realmente que el GEC no maneja la línea de los diarios de Epensa (Correo y Ojo)?



Hace tres o cuatro días, la jueza del Cuarto Juzgado Constitucional de Lima, Lizy Béjar, aceptó una acción de amparo presentada por un grupo de periodistas contra el acaparamiento de medios en el Perú;; esa noticia, que es de primera plana, no apareció en ninguno de los diarios del Grupo Epensa ni del GEC. Actúan como bloque. O tienen ideas muy parecidas o hay una cabeza digitando todo.



¿Qué es lo que esperan con esa acción de amparo presentada por usted y otros 7 periodistas?



Básicamente lo que se busca es que se elimine la operación (de compra).



¿Que Epensa siga siendo una empresa autónoma?



Así es.



¿Eso es posible?



Ese es el tema. El Poder Judicial definirá si eso es posible.



¿Cree que el tema del acaparamiento de medios de prensa debería discutirse en el Congreso de la República como planteó el presidente Ollanta Humala?



Lo ideal es que sea judicial. Ahora, si se va al Congreso, que no haya una intervención del Ejecutivo. Yo creo que esa es la posición que debería mantenerse porque (un proyecto del Ejecutivo) podría prestarse a pensar que puede ser una intervención del gobierno.



¿Porque la Sociedad Interamericana de Prensa pidió al presidente que su gobierno se mantenga al margen de este tema?



Exacto. Creo que ahí hay un acuerdo general. Porque una cosa es tener una posición muy marcada, como la tiene, y todos tienen derecho a tener una, y otra es ya intervenir.



¿No ve en esas declaraciones la intención de intervenir?



Habría que aclarar el tema con él. Una forma de intervención podría ser un proyecto de ley que mande el Ejecutivo. Lo ideal es que no esté en eso. Lo ideal, repito, es que sea el Poder Judicial el que defina el asunto.



Regresando a la acción de amparo, hay quienes señalan que la presentaron periodistas que tienen lazos de amistad con el GLR...



Definitivamente, si bien hay un grado de amistad y cercanía por el trabajo en el Consejo de la Prensa, hay ciertas cosas en las que no estamos de acuerdo como con la línea de La República. Y en este caso, simplemente hemos entrado porque el incidente de La República ha detonado esta discusión, que se da ahora en toda Europa.



¿Cuál es la situación en Europa?



Hay casos extremos como lo del magnate australiano (Rupert) Murdock, que es un caso extremo. Es la caricatura del gran magnate de la prensa.



¿Entonces es un modo de prevenir lo que ya ocurrió en otros países democráticos?



Es un tema legítimo. Y hemos entrado porque es un tema legítimo que curiosamente quedó aquí olvidado. Esta concentración excesiva de medios, de situaciones virtualmente monopólicas, generan discusiones muy grandes.



Y lamentablemente es un tema que los ciudadanos no lo están percibiendo...



Puede ser. Por ejemplo, el hecho de guardar silencio es cuando uno lo percibe.



¿Habría políticos que no aparecerían jamás?



Exacto. No habrá alternativas. El que no es de mi agrado no existe. Es algo bien concreto y sucede.



LA PRIMERA DAMA



¿Cómo ve la participación de Nadine Heredia en el gobierno ahora que también es presidenta del Partido Nacionalista?



La postura de primera dama de Nadine Heredia ahora es inexistente, porque ahora es sobre todo la presidenta del partido de gobierno que es un puesto muy, muy importante. Un puesto que ni siquiera Evita Perón tuvo. Más allá de personalidades y de lo que se percibe en la pareja presidencial y de su influencia personal, ella es evidentemente una mujer política.



Justamente muchos la critican por su participación en el gobierno.



La verdad yo no tengo una reacción contraria porque esto estaba bien advertido. Durante la campaña electoral uno tenía que ser ciego para no ver que tenía una gran influencia sobre el candidato. Le hablaba al oído todo el tiempo, era evidente que era una figura importantísima para el candidato. Era evidente. No es que surja de sorpresa.



Heredia ha señalado que va a poder separar los roles. ¿Cree que podrá ser posible?



Bien difícil. Si no diría imposible.



¿Cree que con esto se está evidenciando su intención de postular a algún cargo público?



Intentar la presidencia de la República sería dar un volantín personal en términos de su palabra. Al aludir el tema lo ha hecho de manera muy explícita, no creo francamente que sea posible que ella vaya a tentar la presidencia.



¿Cuál cree que sea su rol futuro?



Tal vez una alcaldía de Lima, que tampoco es un presente griego (risas).



Pero es evidente que ella busca su lugar.



Evidentemente. Ella siempre fue una personalidad muy importante.



Respecto al caso López Meneses, ¿el presidente Humala actuó adecuadamente?



Bueno, el caso López Meneses es un castillo de especulaciones. Es un fenómeno rarísimo. Además es un tipo que jamás ha sido condenado.



¿Cree que están bombardeando a Humala con situaciones como estas?




Da la sensación y, claro, el presidente también se abre sus propios frentes.